Luego de la aprobación en el pleno del Senado a la Reforma a la Ley del Banco de México sobre la captación de divisas en efectivo, Gerardo Esquivel lamentó la decisión en su cuenta oficial de twitter.

“Lamentable que se hayan aprobado en el Senado reformas a la Ley del Banco de México que ponen en riesgo a las reservas internacionales y que atentan contra la autonomía del Banco de México”, escribió el subgobernador.

En el mismo mensaje, confió que “se corregirá la situación en la Cámara de Diputados”.

Aparte, el economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, Alonso Cervera, explicó en entrevista que “los inversionistas verán con preocupación que se vulnere la autonomía del banco central con esta iniciativa cuyos beneficios para el país son muy cuestionables.

“No estoy seguro que se vaya a reflejar en los precios de los activos mexicanos pronto, pero es un evento más, de muchos, que erosionan las instituciones del país”, explicó a El Economista.

“Me da la impresión que puede llegar a la Suprema Corte una vez que se apruebe en Diputados”.

Con él coincidió la Directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, que a comentó que se está generando incertidumbre innecesaria sobre una institución que es altamente respetada por su autonomía y transparencia, que son sustentos de su credibilidad para el manejo de la política monetaria.

Compra de divisas se realiza con rigor

Tomar excedente de dólares no es una función que deba asumir el Banco de México, consideró Raúl Martínez-Ostos, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México.

En videoconferencia destacó que hoy los bancos comerciales participan en este tipo de operaciones, que pasan un escrutinio muy detallado y con un rigor muy fuerte en temas de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Agregó que en los diferentes foros internacionales en los que hoy participa el banco central, “donde tiene una extraordinaria reputación”, claramente habría una señal de preocupación de que el Banxico estuviera tomando funciones que le corresponden a otras instituciones como los bancos.

“Esa es un poco la preocupación del Banco de México que manifestó en su comunicado de hace algunos días, y nosotros nos unimos a esa preocupación, porque precisamente el tratar de meter al Banco de México en esta función no sólo compromete a la autonomía, sino también potencialmente pone al banco central en riesgos bajo estándares internacionales”.

valores@eleconomista.mx