El costo de adaptación al cambio climático de los países en desarrollo podría ascender a entre 280,000 y 500,000 millones de dólares anuales hasta el 2050, indicó el Informe sobre la Brecha de Adaptación elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El informe de la de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lanzado después de que 195 países y la Unión Europea adoptaran el Acuerdo de París el pasado diciembre, evalúa la diferencia entre los costos financieros de la adaptación al cambio climático en los países en desarrollo y la cantidad de dinero realmente disponible para cubrir esos precios, una diferencia conocida como brecha de financiamiento para la adaptación .

El estudio indicó que el financiamiento bilateral y multilateral total para la adaptación al cambio climático en los países pobres aumentó sustancialmente en los cinco años anteriores al 2014, con 22,500 millones de dólares (casi 19,800 millones de euros).

Sin embargo, el PNUMA advierte de que, pese a este incremento, habrá una importante falta de fondos para el 2050 si no se realizan aportaciones nuevas y adicionales.

Es vital que los gobiernos comprendan los costos involucrados en la adaptación al cambio climático , destacó Ibrahim Thiaw, director ejecutivo adjunto del PNUMA, quien indicó que el informe es un poderoso recordatorio de que el cambio climático seguirá teniendo importantes costos económicos.

La brecha de financiamiento para la adaptación es grande y es probable que crezca sustancialmente en las próximas décadas, a menos que se haga un proceso significativo para asegurar financiación nueva, adicional e innovadora , añadió.

Los cálculos anteriores situaban el costo de adaptación al cambio climático entre 70,000 y 100,000 millones de dólares al año para el periodo 2010-2050, cantidades basadas en un estudio del Banco Mundial.

Las cifras podrían ser mayores

El nuevo informe del PNUMA, redactado por autores de 15 instituciones y revisado por 31 expertos, parte de esos cálculos preliminares y actualiza las cifras con estudios nacionales e internacionales.

En consecuencia, indica que las estimaciones del Banco Mundial son significativamente inferiores porque el verdadero costo de adaptación al cambio climático en los países pobres podría oscilar entre 140,000 y 300,000 millones de dólares por año hasta el 2030, y de 280,000 a 500,000 millones de dólares anuales hasta el 2050.