Las ganancias de los bancos de Estados Unidos cayeron 70% en el segundo trimestre del 2020, respecto del mismo periodo del año anterior, debido a la incertidumbre económica provocada por la pandemia del coronavirus, informó la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés).

Las utilidades de los bancos se mantuvieron bajas, ya que las empresas acumularon reservas para protegerse de pérdidas futuras y la actividad de las empresas y los consumidores disminuyó, según FDIC. Los depósitos bancarios aumentaron en más de un billón de dólares por segundo trimestre consecutivo, y el regulador dijo que la industria tiene niveles de capital y liquidez “muy fuertes”.

El informe marca el segundo trimestre consecutivo en que los bancos han visto una baja de sus utilidades. Si bien la FDIC informó una disminución de 70% de las ganancias en el segundo trimestre del 2020, también detalló que las ganancias de la industria aumentaron ligeramente frente al primer trimestre.

Los bancos continuaron apartando enormes cantidades de dinero para protegerse de futuras pérdidas por el impago de préstamos.

En el segundo trimestre, las empresas informaron de un aumento anual de 382% en la cantidad que habían reservado para posibles pérdidas crediticias.

El FDIC informó que los préstamos que están atrasados más de 90 días aumentaron 16% en el último trimestre, principalmente por las hipotecas y los préstamos a pequeñas empresas.

Por otro lado, la FDIC dijo que los bancos se vieron impulsados por un aumento de los préstamos comerciales e industriales gracias, en gran parte, a los más de 480,000 millones de dólares en créditos garantizados que emitieron bajo el Programa de Protección de Nóminas, una parte importante del intento de Washington de ayudar a las pequeñas empresas.

Con la actividad económica detenida, los bancos reportaron su segundo trimestre consecutivo de más de 1 billón de dólares en nuevos depósitos.

También, la afluencia “sin precedentes” de fondos significó que el fondo de seguro de depósitos administrado por la FDIC cayera por debajo de su proporción mínima legal de 1.35 por ciento.

Por su parte, la presidenta de la FDIC, Jelena McWilliams, dijo que espera que este fondo, al que los bancos pagan, vuelva a niveles suficientes en los próximos meses sin tener que cobrar a la industria un porcentaje más alto para impulsarlo.