Ante la baja en las perspectivas de crecimiento de la economía que se ha dado en los últimos días, el jefe de la oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, destacó que el desafío y el objetivo es crecer a 4 por ciento.

Entrevistado en el marco de la Reunión Plenaria de Consejeros de Citibanamex, el funcionario destacó que para ello es necesario que se conjuguen varios factores, como el que haya una mayor inversión extranjera directa, más exportaciones y un empuje a zonas como el sureste y el norte del país, por mencionar sólo algunos. Dijo que con ello, si no se llega a 4%, al menos se acercaría a esos niveles.

Romo aseguró que, con base en reuniones con inversionistas, la mayoría ha manifestado su confianza e interés en el país, aunque reconoció que hay un grupo pequeño que muestra ciertas preocupaciones.

Enfatizó que, como lo anunció el presidente de la República a inicios de su gobierno, se conformó un consejo para el fomento del empleo y el crecimiento, integrado por reconocidos empresarios, y que desde ahí se buscará dar solución a los problemas de los diferentes sectores de la economía.

Reactivación de rondas

En cuanto a la posibilidad de que se reactiven las rondas petroleras con la Iniciativa Privada, el jefe de la oficina de la Presidencia mencionó que se acaban de reunir con representantes de empresas, nacionales y extranjeras, que han ganado las rondas, y que se hizo una presentación a Andrés Manuel López Obrador y el gabinete energético.

“Demostramos qué ha pasado con la inversión y la producción y quedamos de vernos en seis meses. Si la gente que ganó los contratos cumple con la producción, con la inversión y que sea el negocio para Hacienda como ellos lo plantearon, el presidente va a tener que tomar una decisión (...) El sector privado se va a convertir en el motor de la economía en todos lados, entonces para allá vamos”, expresó.

Grado de inversión seguirá

Por su parte, el economista en jefe de Citigroup para América Latina Ernesto Revilla consideró que hoy hay una probabilidad muy baja de que a México se le baje el grado de inversión. Ello es así luego de que Standard & Poor’s moviera de Estable a Negativa la perspectiva de calificación del soberano.

En conferencia, explicó que se ven episodios en otros países de cómo son las transiciones de las calificaciones, son temas que se miden en años y meses y dependen de muchos factores.

El economista de Citi destacó que la perspectiva del grupo financiero para el PIB nacional es de 1.4% para el 2019.

Refirió que aunque en el corto plazo no se puede crecer a tasas de 4.0%, sí es posible en el mediano plazo, pero deben conjugarse diversos factores tanto internos como externos.