La reforma fiscal de Estados Unidos, que se empezó a implementar a partir de enero de este año, le traería al país vecino un mayor crecimiento, en promedio, de 0.7% más durante los próximos 10 años.

De acuerdo con el presupuesto a 10 años y las perspectivas económicas de la Oficina de Presupuesto del Congreso de Estados Unidos (CBO, por su sigla en inglés), el país podría incrementar su Producto Interno Bruto (PIB) hasta en 0.9% en el 2022, tendencia que seguiría hasta el 2024, pero que disminuirá conforme pase el tiempo.

“El efecto de la nueva ley fiscal es un aumento en el nivel del PIB real de 0.7%, en promedio, durante el periodo del 2018-2028. Más adelante en el periodo, los efectos se atenuarán a medida que algunas disposiciones impositivas caducan y el aumento de los préstamos desplaza a la inversión privada”, refirió el documento de la CBO.

Para el 2018, el primer año en el cual se implementa la reforma fiscal impulsada por el presidente Donald Trump, la CBO prevé que Estados Unidos crezca 0.3% más, mientras que para el próximo año prevé que el crecimiento se duplique a 0.6 por ciento.

“Las tasas del Impuesto sobre la Renta (ISR) más bajas, que estarán vigentes durante gran parte del periodo de proyección, alentarán a los trabajadores a laborar más horas, mientras que los negocios aumentarían la inversión en capital productivo, aumentando así el empleo, los ingresos y el PIB”, explicó el reporte.

La reforma fiscal, la más radical desde Reagan, recortó la tasa del ISR corporativo de 35 a 21%, mientras que para las personas físicas si bien se mantienen los tramos impositivos pasados de 10, 12, 22, 24 y 32%, el último de éstos pasó de 39.6 a 37 por ciento. Además, contempla la deducción inmediata sobre inversiones realizadas hasta el 2023 salvo algunas excepciones.

Entre otras cosas, la reforma también trae consigo un tope de deducibilidad a los impuestos locales y estatales de 10,000 dólares, mientras que, para los solteros, las herencias de 11 millones de dólares estarán libres de impuestos, mientras que, para los matrimonios, será de 22 millones de dólares.

Sin embargo, recordó la CBO, muchas de las disposiciones de la ley están programadas para eliminarse o caducar durante el periodo entre el 2023 y el 2026, por lo que para el 2028 los efectos económicos serán menos pronunciados, pero aún positivos.

INGRESOS COMO PORCENTAJE DEL PIB disminuirán ESTE AÑO

Por otro lado, las proyecciones de la oficina presupuestaria estiman que, para este año, si bien los ingresos totales aumentarán 1% —a poco más de 3.3 billones de dólares— en proporción del PIB disminuirán su porcentaje.

“Se espera que los ingresos disminuyan como un porcentaje del PIB —desde 17.3% en el 2017 hasta 16.6% en el 2018— por debajo del promedio de 17.4% del PIB registrado en los últimos 50 años. En las proyecciones de línea de base de CBO, después de un nuevo y leve descenso en el 2019, los ingresos aumentan marcadamente como una parte de la economía, creciendo a 18.5% del PIB para el 2028”, indicó.

La disminución de los ingresos como porcentaje del PIB este año, agregó, es resultado de la reforma fiscal, ya que se hicieron muchos cambios significativos en los sistemas de impuestos individuales corporativos, los cuales reducen la recaudación tributaria.

Por su parte, la mejora que presentarán los ingresos hacia el final de la década se dará gracias a que la modificación en los ramos impositivos del ISR a personas físicas expirará en el 2025, por lo cual esperan que, entre el 2025 y el 2027, los ingresos que provienen de este gravamen aumenten. Además se espera que los salarios crezcan más rápido que el PIB, por lo cual se gravarían los ingresos personales en un tramo más alto.

Asimismo, prevé que, después del 2018, los ingresos del ISR a empresas aumenten, debido al recorte a la tasa corporativa, mientras que todos los demás impuestos mantendrán su recaudación, relativamente, estable.

“Se prevé que los ingresos provenientes de los impuestos a la nómina de personal subirán levemente como porcentaje del PIB y los ingresos por concepto de impuestos especiales disminuirán ligeramente”, refirió.

[email protected]