Con los problemas en Europa siendo resueltos paulatinamente, los inversionistas han volteado su atención a los signos de desaceleración económica global, lo que podría ser causa de volatilidad en los mercados durante el verano.

Los últimos indicadores económicos en China, Estados Unidos y Europa sugieren que las principales economías del mundo se están desacelerando de forma generalizada, lo que parece la causa fundamental detrás de la volatilidad observada en los mercados financieros , destacaron analistas de Scotiabank.

Un tema central para los inversionistas será el crecimiento económico y los efectos que sobre las empresas tendría la desaceleración económica, sobre todo en la antesala del inicio de la temporada de reportes corporativos hacia la segunda semana de julio en Estados Unidos, mencionaron fuentes del mercado.

Por el momento, la posibilidad de volatilidad elevada se mantiene vigente, ante el deterioro en las expectativas de crecimiento global , agregó Scotiabank.

Para esta semana, se espera conocer la tercera lectura del PIB en Estados Unidos al primer trimestre del año, datos de vivienda y del sector manufacturero, mientras que en México se conocerá la actividad económica para abril.

Mantenemos nuestra visión de que para una recuperación de mayor dimensión (para las bolsas) se necesita que se reduzca aún más la percepción de riesgo y que se retome una expectativa optimista respecto del crecimiento , coincidieron analistas de Invex.

Durante la semana pasada, las bolsas cerraron mixtas alrededor del mundo. En Europa destacó el sólido desempeño de los mercados españoles, sobre todo el de deuda, mientras que en Wall Street hubo movimientos mixtos.

La prima de riesgo española vio su mejor semana del año tras acotarse 64 puntos a 480 puntos base, con la tasa del bono a 10 años en 6.4%, mientras que el Ibex-35 sumó su tercera semana de ganancias al acumular un avance de 2.34 por ciento.

El avance de los mercados españoles tuvo lugar en medio de buenas noticias para la región. En Grecia se consolidó un gobierno de coalición, los requerimientos de la banca española resultaron dentro de lo esperado y los líderes europeos acordaron medidas para estimular el crecimiento, coincidieron analistas.

A finales de mes, los líderes europeos se volverán a reunir y los resultados de dicha reunión serán importantes. Si éstos son positivos, la conjunción con el cierre del trimestre puede dar lugar a un aumento de los mercados interesante , expresaron analistas de Invex.

Contrario al optimismo que prevaleció en España, en Wall Street los movimientos fueron mixtos al cierre de la semana. El Dow Jones acumuló una caída de 0.96% y el S&P de 0.38%, mientras que el Nasdaq ganó 0.68 por ciento.

IPC SUPERÓ LOS 39,000 PUNTOS

Los mercados mexicanos tuvieron un desempeño destacable la semana anterior, en particular el accionario, luego de que el IPC acumuló un avance semanal de 3.53% al concluir sobre los 39,071 puntos.

El avance del mercado tuvo que ver con el desempeño de algunas emisoras en particular, como fue el caso de Elektra y América Móvil, especificaron fuentes del mercado, lo que le permitió al IPC hilar su tercera semana de ganancias.

En adelante, su siguiente techo son los 39,300 puntos, de acuerdo con Banorte-Ixe. No descartamos que pudiera presentarse una toma de utilidades en el corto plazo , explicó.

En el mercado cambiario, el peso avanzó 0.6% en la semana al concluir en 13.83 unidades por dólar. Según Banorte-Ixe, a lo largo de la semana la paridad podría ver un rango de operación entre 13.65 y 14.15 pesos por dólar y que se sostenga por encima de las 13.50 unidades durante el tercer trimestre del año por la continuidad del complicado panorama externo y la volatilidad .