La Casa Blanca y los demócratas están cada vez más cerca de cerrar un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayuda para la economía estadounidense, informaron fuentes de ambas partes.

Asimismo, el martes por la mañana la presidenta de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, afirmó a Bloomberg TV: “Soy optimista, porque creo que tenemos un valor compartido de que finalmente vamos a aplastar al virus. Con suerte para el final del día de hoy, sabremos dónde estamos”.

Pelosi dijo que la ayuda a los gobiernos estatales y locales y las demandas republicanas de protección de responsabilidad para las empresas siguen siendo puntos conflictivos.

Sin embargo, sugirió que los demócratas podrían encontrar motivos para acordar las protecciones de responsabilidad si el gobierno acepta eliminar la redacción propuesta por el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, la cual Pelosi cree que eclipsaría las protecciones para los trabajadores.

Posteriormente, se informó que Pelosi y el secretario Steven Mnuchin sostuvieron una conversación por teléfono y negociaron la aprobación del próximo paquete. Más tarde le consultaron a la demócrata sobre las perspectivas de un paquete legislativo para fines de esta semana: “Eso espero. Ese es el plan”, dijo. No dio más detalles de su conversación.

Al mismo tiempo, su  asesor, Drew Hammill, afirmó que la llamada fue productiva “ya que se acercaron a un acuerdo”. Hammill dijo, además, que las negociaciones continuarán hoy.

Trump, entusiasta

A solo dos semanas de las elecciones presidenciales, el presidente, Donald Trump señaló su voluntad de aceptar más de 2.2 billones de dólares en un nuevo alivio para la economía de su pais, así como los demócratas habían estado presionando meses atrás.

“Quiero hacerlo aún más grande que los demócratas”, dijo Trump en una entrevista con Fox News.

Por su parte, el senador republicano, Mitchell McConnell, comentó que si Pelosi y la Casa Blanca llegan a un acuerdo y la Cámara baja lo aprueba, el Senado lo consideraría.

“Soy consciente de que continúan las discusiones entre el presidente y la presidenta (de la Cámara baja) sobre un paquete más amplio”, dijo a periodistas. “Obviamente, si eso sucediera, lo tendríamos que considerar. Y lo consideraríamos”.

Sin embargo, varios republicanos del Senado se mostraron cautos, no comprometidos o simplemente negativos sobre un paquete por 1.8 billones de dólares o más.