La demanda colectiva que al menos cinco despachos de abogados de Estados Unidos han emprendido en contra de Homex por presentar información engañosa al mercado podría no proceder.

La desarrolladora mexicana de vivienda informó, a través de un comunicado que, en diciembre del 2016, canceló su programa de ADR’s (American Depositary Receipt, por sus siglas en inglés). Por lo anterior, "a todos los tenedores de este instrumento se les otorgó la opción de cambiar sus títulos por acciones ordinarias Homex".

Ayer publicamos que la demanda colectiva de las firmas de abogados de la Unión Americana buscaba resarcir los daños patrimoniales o pérdidas causados a los inversionistas que adquirieron, entre el 30 de abril de 2012 y el 5 de mayo de 2016, títulos o American Depositary Shares (ADS’s) que se negociaban en la Bolsa de Valores de Nueva York en dicho periodo.

Lo anterior porque Homex presentó consistentemente declaraciones materialmente falsas y engañosas y no revelaron que entre 2010 y 2013, exageró sus ingresos en 355% o aproximadamente 3,300 millones de dólares, reportando ventas ficticias de más de 100,000 viviendas.

Esta información fue revelada por la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), el pasado 3 de marzo, con lo que Homex quedó inhabilitada para participar durante cinco años en el mercado de valores de Estados Unidos.

Corte de EU deja sin sanción económica a Homex

Homex informó que no recibió sanción económica por parte de la Corte de Distrito de los Estados Unidos de América por haber maquillado sus cifras financieras con el fin de aumentar sus ingresos del ejercicio 2010-2013 reportados al mercado.

"La Corte de Distrito de los Estados Unidos formalmente autorizó el acuerdo alcanzado, sin admitir, ni negar, los reclamos entre la Comisión del Mercado de Valores de los Estados Unidos y Homex en relación a la investigación sobre reportes financieros, control interno y registros contables relativos al reconocimiento de ingresos y costos por la venta de inmuebles entre el 2010-2013", cita el reporte.

La desarrolladora de vivienda aclaró que tras concluir con el proceso de reestructura financiera que inició en 2014 y concluyó en 2015, ahora es una nueva empresa, con una nueva estructura corporativa y accionaria.

El control de la empresa lo tienen sus anteriores acreedores y fondos de inversión institucionales e independientes.

Mientras que un grupo de inversionistas inyectaron capital por 1,750 millones de pesos para continuar con la viabilidad de su negocio.

"La SEC ha reconocido expresamente la cooperación absoluta de la nueva administración y, en particular, los nuevos controles y acciones implementados por el nuevo Homex a partir de la salida exitosa de su procedimiento concursal", aseguró la viviendera.

Quien añadió que ahora se rigen bajo la política de cero tolerancia y nuevo código de ética. Aunado a una mayor vigilancia respecto a sus sistemas de reporteo financiero, auditoría y control interno.

erp