El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que, al primer trimestre del año, distintos contribuyentes que han incumplido con sus obligaciones fiscales o que han sido acreedores a multas han generado adeudos fiscales por un monto de 621,697 millones de pesos.

De acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión correspondiente al primer trimestre del año, la cartera de créditos del órgano recaudador registró un total de 1 millón 528,460 adeudos fiscales.

El SAT precisó que, en comparación con el mismo trimestre del 2017, el valor de la cartera aumentó 15.5% en términos reales, al pasar de 511,337 a 621,697 millones de pesos, mientras que el número de créditos se elevó 8.4 por ciento.

El incremento de los adeudos, explicó Manuel Toledo, socio de Impuestos y Servicios Legales de Andersen Tax & Legal México, se debió en mayor medida al proceso electoral de este año, que ha frenado el flujo del dinero en algunas empresas.

“Algunas empresas han suspendido un poco el flujo de efectivo en proyectos, lo que a su vez afecta a otras empresas —en su mayoría pequeñas y medianas— que deben buscar otro tipo de financiamiento, lo cual algunas veces ocasiona que no paguen sus impuestos en tiempo y forma”, indicó.

Los adeudos fiscales o créditos fiscales se generan tras los impagos o multas por parte del contribuyente, por ejemplo, en caso de no realizar su declaración anual u otras obligaciones fiscales a las que esté obligado.

Herbert Bettinger, especialista fiscal, expresó que pese a que la suma de los adeudos es alta —representa más que el presupuesto aprobado a salud este año— algunos de éstos son créditos que se han acumulado desde hace años y son incobrables.

“Hay cartera que ya es incobrable y otra que está en proceso; entonces, puede que cierta parte de esta cartera esté en controversia o en proceso de cobro, mientras que por el otro lado está la que ya es morosa definitivamente y sólo se está esperando a que se autorice para darla de baja, pero es una cantidad pequeña”, expresó.

La autoridad fiscal detalla que 289,293 créditos, por un monto de 389,461 millones de pesos es la cartera que tienen en la Administración General de Auditoría Fiscal Federal, la cual se dedica a auditar a todo tipo de contribuyentes.

Por su parte, si bien la administración general de Grandes Contribuyentes tiene el segundo número menor de créditos fiscales, con 5,385, las grandes empresas deben al SAT 118,205 millones de pesos.

Le siguen la administración general de Recaudación, la cual reporta que los contribuyentes le deben 33,573 millones de pesos por un total de 652,403 créditos fiscales; la Auditoría de Comercio Exterior, con 19,631 adeudos por 19,298 millones de pesos; la administración general de Hidrocarburos, que apenas tiene 109 adeudos por 1,290 millones de pesos, y las aduanas, con 137,998 créditos por 6,487 millones de pesos.

Por otro lado, en otras administraciones generales del SAT se contabilizaron 423,641 adeudos, los cuales se estimaron en 53,381 millones de pesos.

Recupera 1.5% más

Asimismo, el SAT precisó que en el primer trimestre recuperó 8,607 millones de pesos de los adeudos fiscales, cifra apenas 1.5% mayor, en términos reales, a 8,298 millones de pesos que se recuperaron en el mismo periodo del 2017.

La baja recaudación que obtiene el SAT, a través de la cobranza de estos adeudos fiscales, se explica a que el principal propósito de estos actos de cobro es generar una percepción de riesgo en los contribuyentes deudores.

En este sentido, Manuel Toledo recordó que si bien la cifra de recuperación puede parecer baja, la autoridad fiscal sigue ejecutando sus facultades de revisión a los causantes para cobrarlos.

Cuando los pagadores de impuestos están inconformes con la determinación de estos adeudos o con el desarrollo del acto administrativo, así como con la cantidad de su devolución, tienen el derecho de interponer distintos medios de defensa.

En este sentido, en los primeros tres meses se realizaron 5,079 juicios, 77.4% menos que el año pasado; de los cuales, 2,319 casos tuvieron sentencia definitiva favorable al SAT; siete fueron condenatorias hacia los contribuyentes y las restantes aún se encuentran en juicio.