El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) pidió que el Paquete Económico para el 2020 dé seguridad jurídica a los contribuyentes, sobre todo en el caso de la cancelación de sellos digitales.

Florentino Bautista Hernández, presidente del IMCP, explicó que las modificaciones que vienen en la Miscelánea Fiscal respecto al sello digital —que necesitan los contribuyentes para emitir facturas— deben ser analizadas profundamente para no perjudicar a aquellos pagadores de impuestos que son cumplidos.

“Esta propuesta viene en el sentido de traer medidas para el combate contra las factureras. Estamos convencidos y aplaudimos este combate, pero creo que sí hace falta un análisis profundo y darle certeza jurídica al contribuyente en esto de la cancelación”, aseveró a medios.

El gobierno propone que, para el siguiente año, existan más supuestos para que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pueda cancelar el sello digital a los pagadores de impuestos, así como modificar algunos ya existentes.

En el momento en que el SAT cancele el sello digital, el contribuyente quedará inhabilitado para emitir facturas y deberá presentar la documentación requerida por el fisco para tener de vuelta su sello.

Entre estos supuestos que maneja la nueva administración, está poder cancelar el sello si no se presenta la declaración anual un mes después de la fecha obligada; cuando no se presenten de forma consecutiva dos declaraciones provisionales; cuando se detecten operaciones simuladas; si los ingresos declarados no concuerdan, así como por datos de contacto mal proporcionados.

Lo anterior generaría una cancelación inmediata del sello y afectaría a la economía y el negocio del contribuyente, refirió Florentino Bautista.

“Se tiene que analizar bien, si son casos en donde efectivamente se refiere a empresas factureras y, si no lo son, darle certeza jurídica al contribuyente, que él sepa que será escuchado y podrá presentar sus pruebas”, agregó.

Disciplina fiscal

El gremio de contadores consideró que las medidas incluidas en la Miscelánea Fiscal muestran que el gobierno quiere mantener disciplina fiscal.

Bautista Hernández consideró positivo que la administración de Andrés Manuel López Obrador mantenga su promesa de no subir ni crear impuestos, además de ir por aquellos que trabajan en la informalidad.

“Más bien hay disciplina fiscal. El tema de este presupuesto es ir por los contribuyentes que aún no están inscritos en el padrón, por ejemplo, aquellos que hacen ventas a través de plataformas digitales, o por menudeo”, precisó.

Añadió que las medidas propuestas van encaminadas a aumentar el padrón de contribuyentes, que al corte de julio estaba conformado por 75.1 millones de causantes.

La Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación para el 2020 no plantea nuevos impuestos. No obstante, tiene en la mira fiscalizar ciertos sectores de la actividad económica, como la economía digital, el arrendamiento, las ventas por catálogo y el outsourcing.

Para el siguiente año, el gobierno espera recaudar un total de 3 billones 499,425 millones de pesos, 2.0% más que los 3 billones 311,373 millones de pesos aprobados para este año.