La confianza de los consumidores mexicanos mejoró, por segundo registro consecutivo en julio, en línea con el segundo mes de la llamada Nueva Normalidad, de acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador de Confianza del consumidor se ubicó en el séptimo mes del año en 34.4 puntos, lo que significó un incremento mensual de 2.4 puntos, indicó la Encuesta Telefónica sobre Confianza del Consumidor (ETCO).

De esta manera, hiló dos meses de crecimiento, tras los cuatro meses consecutivos que registró caídas ante la llegada del Covid-19 al país. Si bien creció, el indicador continúa por debajo de los 40 puntos, un nivel que había superado por 21 meses consecutivos desde julio del 2018 —cuando se dieron a conocer los resultados electorales—y cuyo registro máximo se dio en febrero del año pasado, con 47.8 puntos.

“Las 34.4 unidades que registró el indicador general aún ubican a la confianza en uno de sus puntos más bajos dentro de los últimos tres años. Aunque la correlación entre confianza y consumo tiende a ser baja, la caída tan significativa que todavía prevalece en los componentes de la ETCO podría reflejar pérdidas significativas en la capacidad de compra de los hogares, por lo que su debilidad impactaría en la recuperación de varias industrias”, indicó Marcos Daniel Arias Novelo, analista de Monex.

Añadió que los resultados de julio mostraron un optimismo creciente que podría estar vinculado al incremento en la movilidad, como lo es el cambio de color en los semáforos de diferentes estados y la reapertura de negocios. Asimismo, el optimismo puede estar impulsado por las noticias de los avances en el desarrollo en vacunas.

“Es probable que la confianza siga en aumento en los próximos meses, aunque su efecto sobre el consumo será poco significativo”.

En su comparación anual, el indicador siguió con retrocesos, al disminuir 8.9 puntos.

Mayor optimismo en la economía

Al interior del reporte, elaborado en conjunto con el Banco de México, se mostró que los cinco componentes del indicador mostraron incrementos en el séptimo mes del año, en donde las mayores mejoras se dieron en los relacionados con el futuro.

En este sentido, la perspectiva sobre la economía del país dentro los siguientes 12 meses se incrementó en 5.2 puntos, mientras que la situación económica de los miembros del hogar a futuro mejoró en 2.3 puntos.

ana.martinez@eleconomista.mx