El banco central de China instó a los bancos comerciales a tener un manejo apropiado de la liquidez y reiteró su compromiso de mantener una política monetaria estable este año y contener los riesgos en el crédito, destacando que la economía aún debe encontrar una base sólida para el crecimiento.

En su informe trimestral de política monetaria, el Banco Popular de China indicó, además, que reforzaría la supervisión del crédito en áreas de riesgo, como la propiedad y de las industrias que lidian con sobrecapacidad.

El banco intenta contener una explosión de hojas de balance desequilibradas y de préstamos riesgosos, mientras que los reguladores chinos se resisten a acelerar una reforma financiera que obligaría a los mercados a valorizar el riesgo de forma más realista.

Guiaremos a los bancos comerciales a reforzar la gestión de liquidez y de activos y pasivos , declaró la autoridad, que busca asegurar que las instituciones financieras apoyen a la economía real más que dedicarse a actividades especulativas.

El endeudamiento se alza como uno de los principales riesgos para la economía de China.

Según cifras oficiales, al cierre de junio del 2013, los gobiernos locales acumulaban una deuda cercana a los 3 billones de dólares, lo que hace temer que cualquier incumplimiento pudiera provocar una crisis financiera.

Pero más allá de un endeudamiento que se reconoce públicamente, está la duda sobre cuánto más se esconde dentro del oscuro sector bancario chino, con préstamos informales y los llamados productos de gestión de riqueza, que suelen ofrecen altos retornos.

Reforzaremos la supervisión de la deuda de gobiernos locales y exploraremos el uso de mecanismos de mercado para la resolución de problemas , agregó el informe.

Los intentos del banco por contener los créditos riesgosos ajustando la oferta de fondos de los mercados de dinero provocaron crisis de liquidez que afectaron a los mercados financieros, la última semana de enero. En su reporte, el banco reitera sus planes de avanzar las reformas al sistema de tasas de interés y el tipo de cambio, para promover un programa de seguros de depósitos y para fortalecer la comunicación con el mercado y con el público, aunque reconoce que la base para su expansión es estable.