El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, reconoció que el balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado por el impacto de la reforma fiscal y los aumentos sorpresivos en el transporte público, por lo que advirtió que podrían subir la tasa de referencia si existe el peligro de contaminación de precios.

Al presentar el Informe Trimestral de la Inflación, estableció que en caso de que se den efectos de segundo orden, el banco central con toda confianza no los estaría monetizando.

Así lo explico: No lo íbamos a monetizar (efectos de segundo orden), no los validaríamos. Responderíamos a través de la política monetaria. Ajustaríamos, restringiríamos la política monetaria en caso de que tuviéramos evidencia de efectos de segundo orden porque eso indicaría que estaría afectando la dinámica de formación de precios . Esto porque los choques transitorios podrían no serlo.

Para matizar sus declaraciones enfatizó: En palabras lisas y llanas, querría decir que restringiríamos la postura de política monetaria . Consideró que en enero posiblemente se tuvo la inflación más alta del año, con 4.63%, de tal manera que la trayectoria que seguiría la inflación será que en los primeros meses se mantendrá por arriba de 4 por ciento. Para el segundo trimestre disminuirá por debajo de 4% y en la segunda parte del año habrá algunos meses que esté por encima de 4% por estacionalidad para cerrar el año dentro del intervalo; es decir, por debajo de ese nivel.

Ya para enero del 2015 estará bastante cerca de 3 por ciento. No estamos conformes con el nivel actual de la inflación, pero el proceso inflacionario está bajo control , aseguró.

Acompañado por sólo dos de los tres subgobernadores, Manuel Ramos Francia y Manuel Sánchez, comentó que no se esperaba el incremento en las tarifas del transporte en Guadalajara y Monterrey, por lo que el impacto de las medidas fiscales de 40 puntos base ha sido un poco mayor. Así, resumió que el 2014 será un año de transición.

MANTIENE PIB

En materia de crecimiento, el gobernador central informó que se dejó sin cambio la proyección de un rango entre 3 y 4%, con el mismo número de asegurados al IMSS de entre 620,000 y 720,000 trabajadores.

De la implementación de las reformas en las que está involucrado el Banco de México, comentó que sostuvo una plática con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para hablar del Fondo Petrolero y el Consejo de Estabilidad Financiera. Dijo que se reunirán para validar que se eleve a rango de ley después de que se creó por decreto, en tanto que con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores estarán trabajando para cumplir en tiempo y forma con las leyes secundarias.