Con el nuevo estándar global sobre intercambio automático de información emitido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que toma el modelo FATCA de Estados Unidos, se tienen que homologar las plataformas tecnológicas y los instrumentos jurídicos como los tratados internacionales, informó la Secretaría de Hacienda.

En un comunicado en el que dio la bienvenida a esta propuesta, consideró que ahora falta trabajar sobre los tratados para evitar la doble imposición, así como sobre los que establece la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal del Consejo de Europa.

Aseguró que la cooperación internacional tendrá una herramienta eficiente de fiscalización contra la evasión y elusión fiscal. Recordó que el nuevo estándar fue desarrollado por los países miembros del G-20 y de la OCDE, en el cual se establecen las obligaciones en materia de intercambio de información sobre cuentas financieras, las instituciones financieras que deberán proporcionar la información, los diferentes tipos de cuentas y contribuyentes comprendidos, así como los procedimientos que deberán seguir las instituciones financieras.

Hay que recordar que México se había sumado a este proyecto cuando se encontraba en la fase de prueba piloto, convirtiéndose en el primer país no europeo en participar.

Hasta hoy, 40 países ya mostraron su compromiso y ahora falta que sea aprobado en el marco de la reunión de los ministros de finanzas del G-20, la cual se llevará a cabo durante los próximos días en Sidney, Australia.

valores@eleconomista.com.mx