Los bancos franceses acordaron participar en el rescate griego, ahora toca el turno a los alemanes.

Las instituciones alemanas aceptaron revisar una propuesta francesa como base para negociar la participación del sector privado en un refinanciamiento de la deuda griega.

De hecho, el Ministerio de Finanzas germano informó que discutirá mañana con los presidentes de los bancos del país la propuesta gala. El viceministro Joerg Asmussen sostuvo que el plan francés es una buena base para discutir.

La propuesta francesa para reestructurar la deuda griega incluye dos opciones para que los tenedores de bonos escojan durante un periodo que va desde julio del 2011 hasta junio del 2014.

La primera es por un financiamiento a 30 años para Grecia, mediante el cual los participantes invertirían un mínimo de 70% del monto del capital de los fondos que reciban en nuevos bonos del gobierno griego.

Con la segunda alternativa, los participantes invertirían un mínimo de 90% del monto que reciban en nuevos bonos del gobierno griego con un plazo de emisión de cinco años y un interés nominal de 5.5 por ciento.

El plan está condicionado a una autorización informal de las agencias calificadoras de crédito de que no aplicarán una rebaja de la nota a categoría de cesación de pagos o algo similar a los actuales o los nuevos bonos del gobierno helénico.

Al respecto del plan francés, el presidente ejecutivo de Deutsche Bank, Josef Ackermann, declaró: Debemos tomar en consideración qué consecuencias tiene una reprogramación sobre la contabilidad de los bancos. Una reprogramación podría implicar significativas amortizaciones .

El ministro de Finanzas holandés, Jan Kees de Pager, comentó que es un plan muy complejo y que le atraía porque implicaría al sector privado durante un mayor periodo de tiempo y daría a Grecia una mejor oportunidad para pagar tanto su deuda como los intereses.

CRISIS SOCIAL

Protestas en Grecia contra el plan de ajuste financiero propuesto por el gobierno terminaron en incidentes violentos. Jóvenes prendieron fuego a contenedores de basura y a un camión de telecomunicaciones situado frente al Parlamento.

Ante estas acciones, la policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. Los opositores al plan de austeridad gritaban: El proyecto de ley no pasará , alto a las medidas de miseria social y ya basta, no podemos más .

Además, los sindicatos están en la huelga de 48 horas contra las medidas condicionadas por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para entregar el siguiente tramo de ayuda de 12,000 millones de euros en julio.

Ayer, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y la nueva directora gerente del FMI, Christine Lagarde, llamaron a Grecia a alcanzar un acuerdo nacional político para aprobar las medidas de austeridad.

CRISIS DE DEUDA

ITALIA ADOPTARÁ UN NUEVO PLAN DE AUSTERIDAD

Ahora es el gobierno italiano, que dirige Silvio Berlusconi, el que debe adoptar un nuevo plan de austeridad, con el que se pretende ahorrar más de 40,000 millones de euros.

Esto, bajo la vigilancia de los mercados que tienen al país en la mira; y es que con esa disposición, Italia deberá cumplir con el compromiso de tener un equilibrio en su presupuesto para el 2014, pactado con la UE, por lo tanto, deberá bajar hasta 0.2% su déficit público desde 4.6% del 2010.

La mayoría de las medidas se aplicarán a partir del 2013-2014, con un plan de austeridad de 25,000 millones de euros para el 2011-2012 adoptado el año pasado.

El gobierno de derecha quiere tranquilizar así a los mercados, los cuales están agitados por un posible contagio de la crisis griega a Italia, después de que las agencias de calificación anunciaran que la tienen en la mira.

[email protected]