Argentina llegó a un preacuerdo con los fondos especulativos más litigiosos y se comprometió a pagar en efectivo 4,653 millones de dólares por los fallos jurídicos en contra, con una quita de 25 por ciento. El arreglo, alcanzado en la madrugada del lunes, está condicionado a la aprobación del Congreso argentino, que debe derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano. Con este anuncio, se resuelven los diferendos de las últimas semanas con acreedores con reclamos por 10,200 millones de dólares, que aceptaron las propuestas de pago y cobrarán 7,848 millones en efectivo, que Argentina conseguirá con la emisión de bonos.

El mediador Daniel Pollack comunicó este lunes al mediodía que los fondos NML Capital, de Paul Singer; Aurelius, de Mark Brodsky, Davidson Kempner y Bracebridge aceptaron la propuesta argentina, ad referendum de su aprobación en el Congreso. Con gran placer anuncio que la batalla legal de 15 años entre Argentina y Elliot Mangement [del que depende NML], de Paul Singer, se encamina a ser resuelta , anunció Pollack. Argentina les abonará 4,653 millones de dólares por sus demandas, valuadas en 5,891 millones de dólares. La cifra incluye 4,400 millones de dólares por los juicios y el resto por las costas legales, que tuvieron una quita de 40%, según afirmó el secretario de Finanzas argentino, Luis Caputo.

Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Griesa, titular de la Corte de Distrito de Nueva York, calificó el acuerdo como un paso gigante , aunque resaltó que no es el paso final , ya que el principio de acuerdo aún quedará pendiente de la aprobación del Congreso argentino, que también debe levantar la Ley Cerrojo y de Pago Soberano aprobada por una administración anterior y que prohibía un acuerdo como este .

Argentina debe pagar el efectivo a los acreedores antes del 14 de abril al mediodía. El plazo podrá prorrogarse, previo acuerdo con los litigantes. Eso le da un mes y medio a la Administración de Mauricio Macri para lograr que el Congreso derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y conseguir el financiamiento en el mercado. Los holdouts garantizaron que no interferirán en la búsqueda de financiamiento internacional. Según Luis Caputo, el país ya está hablando con bancos para que actúen como colocadores de dos o tres series de títulos públicos, que tendrán legislación extranjera (muy probablemente del Reino Unido).

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, valoró que el preacuerdo permitirá por primera vez salir del default desde el 2001, cuando el país se enfrascó en una difícil situación financiera que vio un desfile de presidentes en tiempo récord e inauguró el llamado corralito, que restringió a los ciudadanos el acceso a sus depósitos bancarios. La única forma de poner a Argentina en la senda del crecimiento es con crédito , para lo cual el país necesita cerrar estos litigios que llevan una década y media, dijo Prat-Gay.

Con los acuerdos de este lunes, Argentina alcanzó entendimientos con 85% de los holdouts que tenían demandas contra el país por más de 9,000 millones de dólares y que recibirán 6,160 millones. A ese monto hay que sumar otros 1,700 millones de dólares por acuerdos con acreedores italianos y de otros fondos con tenencias en euros. En total, el país deberá pagar, hasta el momento, unos 7,860 millones de dólares para cancelar reclamos por 10,200 millones. La quita promedio, de 25%, consiste en un recorte de alrededor de 40% en los intereses y el reconocimiento de todo el capital, afirmó Prat-Gay.

En un comunicado, Elliot Managment, la firma de Paul Singer que administra el fondo NML, confirmó el acuerdo: Esperamos que las negociaciones completas, entabladas bajo la égida del special master (mediador) Daniel Pollack, hayan aclarado el camino para que otros demandantes lleguen a resoluciones satisfactorias . NML Capital compró la deuda impaga a precio de ganga y se embolsará una ganancia que ronda 1,500 por ciento.

En cambio, un grupo de 13 bonistas argentinos que formaron parte de la demanda original en los tribunales del juez neoyorquino Thomas Griesa manifestaron que no aceptaron las condiciones que ofreció Argentina y se sintieron discriminados .

Este lunes, cuatro nuevas demandas de fondos especulativos ingresaron a los tribunales estadounidenses. Son acreedores con tenencias menores que podrían aceptar la propuesta argentina en los próximos días.

Prat-Gay afirmó que este martes enviarán al Congreso un proyecto de ley para destrabar los pagos a los fondos buitre. El frente Cambiemos contaría con el apoyo de legisladores alineados con Sergio Massa y con los integrantes del Frente para la Victoria que responden a los gobernadores. En paralelo, Hacienda trabajará con un grupo de bancos para colocar deuda en el exterior, a tasas de mercado, por unos 15,000 millones de dólares, con la intención de pagar a los acreedores.

Una vez que se cumpla con esta cancelación, el juez Griesa levantará el bloqueo a los pagos de deuda regularizada, que mantiene desde mediados del 2014. Argentina deberá pagar luego más de 2,000 millones de dólares, para lo cual podrá parte del dinero conseguido en las plazas financieras.

Para entender

Las 10 claves del acuerdo

Argentina y los principales fondos especulativos que litigan en la Corte de Distrito del juez Thomas Griesa llegaron a un acuerdo que pondrá fin al default que arrastra el país desde hace 15 años. Estos fondos rechazaron los canjes de deuda de 2005 y 2010 y apostaron por un largo litigio a la espera de mejores condiciones. Su estrategia dio fruto y el juez Griesa ha ordenado a Argentina que cancele los títulos impagos a más tardar el 14 de abril.

El principio de acuerdo fue confirmado este lunes por Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Griesa, en un comunicado lleno de elogios: al juez, al presidente Mauricio Macri, a sus funcionarios de Hacienda, a Paul Singer y al resto de los negociadores en nombre de los holdouts.

Estos son los 10 puntos principales del anuncio de este lunes:

1. Los fondos involucrados son cuatro NML, que depende de Elliot Management Corportation, la holding de inversionistas de Paul Singer; Aurelius Capital; Davidson Kempner, y Bracebridge Capital.

2. El monto del acuerdo es por 4,653 millones de dólares.

3. El monto debe pagarse en efectivo. Según explicó Pollack en conferencia de prensa, debe hacerse en dólares estadounidenses , lo que implica que, al menos según el arreglo, el país no podrá cancelar la deuda con nuevos bonos.

4. El pago debe haberse acreditado para el mediodía del 14 de abril. El plazo, de todos modos, es prorrogable, aunque Argentina necesita para eso la aprobación por parte de los holdouts.

5. Si el pago de Argentina a los holdouts no se realiza en la fecha acordada y si no hay una prórroga de común acuerdo, el arreglo se cae y vuelve todo a foja cero en la mesa del mediador.

6. Según especificó Pollack, el acuerdo equivale a 75% del reclamo de ese grupo de holdouts, más un pago para poner fin a los reclamos en otras jurisdicciones y pagar las costas y otros gastos.

7. Entre este arreglo y los anteriores, ya suman 85% del total de demandas presentadas en el juzgado de Griesa o aceptadas como me too . Queda por resolver 15% restante.

8. El arreglo con los fondos especulativos ya está firmado, pero para que se haga efectivo el gobierno de Macri aún debe conseguir que el Congreso apruebe la derogación de la Ley Cerrojo que impide mejorar la oferta realizada en el canje del 2005.

9. Argentina habrá salido del default cuando se pague a los holdouts y Griesa levante el bloqueo que impuso al país.

10. Para pagar a los fondos con deuda impaga, el gobierno de Macri anunció que piensa financiarse emitiendo deuda en los mercados internacionales. Los holdouts se comprometieron en el acuerdo a no bloquear esas emisiones.