Cuando el presidente ejecutivo de JPMorgan Chase & Co, Jamie Dimon, anuncie el viernes los resultados trimestrales del banco, todos los ojos estarán puestos en el volumen de las pérdidas generadas por malas operaciones con derivados reveladas por primera vez en mayo.

Esa incertidumbre ha llevado a algunos inversores a apostar por movimientos de las acciones del banco mayores a lo normal el viernes. A lo largo de los últimos dos años, las acciones de JPMorgan tendieron a subir o bajar alrededor de 2 por ciento luego del anuncio de sus resultados.

"Estos son por lejos los resultados de un bancos más esperados en mucho tiempo", dijo Gareth Feighery, cofundador de la firma de entrenamiento en opciones MarketTamer.com en Filadelfia.

"Hay una desconexión real entre JPMorgan y los componentes con menor capitalización desde el anuncio del 10 de mayo de JPMorgan de sus pérdidas de cobertura", dijo Ralph Edwards, director de estrategias de derivados de ITG.

En mayo, JPMorgan dijo que iba a perder al menos 2,000 millones de dólares por operaciones efectuadas por un operador llamado Bruno Iksil, apodado "The London Whale" y quien trabajó en la oficina de inversiones de la firma en Londres.

Los analistas esperan ganancias trimestrales de 78 centavos por acción, que se comparan con los 1.27 dólares registrados en el mismo periodo del año anterior.

El cambio esperado del precio de la acción el día del reporte de resultados que está supuesto en las opciones ha ido cayendo trimestre tras trimestre en casos como el de Wells Fargo, mientras que en el caso de JPMorgan el movimiento supuesto ha sido ascendente.

Las acciones de JPMorgan se desplomaron más de un 9 por ciento el 11 de mayo, el día después de anunciar pérdidas relacionadas con operaciones con derivados hechas por su oficina de Londres.

En los últimos ocho trimestres, las acciones de JPMorgan se movieron en promedio un 2.04 por ciento el día en que reportó resultados, de acuerdo a Birinyi Associates.