Johannesburgo. Si la selección de Holanda del 74 y 78 fue reconocida como el Futbol Total, a Wesley Sneijder bien podría conocérsele como el Futbolista Total .

Egresado de la academia del Ajax, las cualidades del holandés son las requeridas por cualquier entrenador del mundo, desde el más resultadista hasta el más arriesgado, es el tipo de jugador que cabe en cualquier parte.

Roba, genera juego, tiene visión de campo, lanza penales, tiros de esquina, tiros libres, le pega con las dos piernas, tiene fondo físico… El futbolista más moderno que hay en Sudáfrica tiene apellido: Sneijder.

Creció en los barrios obreros de Ondiep, en Utrecht, Holanda, de las zonas más rezagadas en aquel país. Ahí, el carácter se forja en las calles y el futbol es la manera más sencilla de salir de la pobreza. Un sitio donde todos quieren ganar, es ahí donde creció Wesley.

Es un holandés atípico no por sus habilidades, porque de ésas todavía están lejos de Rijkaard o Gullit, pero seguro los supera en carácter. Es el jugador que nunca se rinde. No hay otra forma de vivir en Ondiep, sino es con agallas; en sus calles las disputas no son a medias, en ocasiones, es a vivir o morir.

Luego vino lo más sencillo para él, crecer en el Ajax, lo que le pulió la técnica que iba demostrando con el paso del tiempo. Ahora Holanda goza de sus entrenamientos especiales al golpeo de la pelota, que los practicaba justo al finalizar los entrenamientos del primer equipo.

Miguel Ángel Portugal, quien lo llevó al Madrid , define su pegada como una patada de karate , es fuerte, directa, seca, y así ha vencido a todos los porteros que ha tenido en frente.

Mide 1.70 y eso no ha sido un impedimento para que haya sido considerado por el Madrid o ahora por el Inter de Milán, donde ha desarrollado su mejor futbol.

Los que rodean a la Orange aseguran que es el líder moral del equipo. Su calidad es igual o mayor que la de Robben o Van Pierse o cualquier otro jugador del equipo, pero el carácter de los barrios holandeses es lo que lo convierte en el mandamás en la cancha.