Washington. La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, dijo que está emocionada por acompañar a la delegación que competirá en los Juegos Olímpicos de Londres, aunque señaló que todavía está "destrozada" por la matanza en un cine en Colorado.

En una conferencia telefónica con periodistas, Obama aseguró que los estadounidenses se unieron "como una familia" luego de la tragedia. Agregó que aunque su viaje, que comienza el jueves es "un sueño hecho realidad", todavía tiene en el pensamiento a las víctimas de la matanza en Aurora, Colorado, y sus familiares.

Cuando llegue a Londres, Obama desayunará con la delegación olímpica estadounidense y acudirá a una recepción en el Palacio de Buckingham. También encabezará una actividad del programa "Let's Move!" que combate la obesidad infantil.

EISS