El peso que carga Monterrey por haber perdido dos finales en año y medio en su propia casa estará frente al cansancio de Pachuca, club que en apenas siete días disputó tres partidos —dos de ellos con tiempo extra incluido— y arrastra dos viajes de 30,000 kilómetros tras su aventura en el Mundial de Clubes de los Emiratos Árabes Unidos. Este jueves La Pandilla y los Tuzos se verán las caras en busca del trofeo que los acredite como monarcas de la Copa MX.

De lado de los Rayados existe el riesgo de que los jugadores “asocien las derrotas a la hora de jugar un partido por el título”. Para ello, Claudia Rivas, psicóloga del deporte que ha colaborado en distintos clubes de la Liga MX, aseguró que “es importante que se recuerde todo lo que se ha ganado, lo que se hizo bien y entonces tener una confianza y aumentar la comunicación entre los integrantes del equipo” para ganar en autoestima.

Este punto debió ser trabajado por el cuerpo técnico que encabeza Antonio Mohamed para liberar a sus pupilos, que cayeron en las finales de Liga del Clausura 2016 y Apertura 2017 ante Pachuca y Tigres respectivamente. En ambas eran considerados favoritos y fueron superados ante su propia afición.

Rivas agregó que la importancia de liberar de presión a los jugadores radica en que si no se logra dicho objetivo los niveles de estrés podrían llegar a provocar “un bloqueo que les impida cumplir con las funciones que les indica su cerebro”.

En el seno de los Rayados parecen tener clara esta misión. Apenas el lunes, en su primera aparición ante los medios luego de dejar escapar el campeonato ante su acérrimo rival, Mohamed dejó claro que su equipo está listo para ir por el trofeo. “El jueves tenemos una final y es una revancha para nosotros, así que necesitamos ganarla, por nosotros, por nuestra gente y por la institución”.

Superar largos viajes y trajín de partidos, la misión de Pachuca

Los Tuzos, rivales de Monterrey en esta final, llegarán al estadio BBVA Bancomer luego de disputar tres partidos en siete días, de sufrir un cambio de horario de 10 horas de diferencia y acumular 60,000 kilómetros tras ir y regresar de los Emiratos Árabes Unidos.

A pesar de que los elementos de Pachuca “fueron muy exigidos”, los especialistas en temas físicos auguran que los pupilos de Diego Alonso tendrán todo puesto para competir de tú a tú ante Rayados. Vicente Espadas, preparador físico que trabaja con las selecciones nacionales de México, aseguró a El Economista que para salir delante de este tipo de desgastes en primer lugar debe haber un “convencimiento sobre el atleta; tiene que tener claro que no debe afectarle”.

El especialista agregó que para fortuna de los hidalguenses, que llegaron el domingo a México, Pachuca está “en un buen tiempo para completar las siete u ocho horas de sueño que se recomiendan”, argumentó Vicente, quien además agregó que en el plantel que consiguió el tercer lugar en el Mundial de Clubes hay muchos jóvenes.

Por su parte Salvador Ureña, quien conformó el cuerpo técnico de Joel Sánchez en Leones Negros, dijo a este diario que si bien los Tuzos sufrieron desgaste en Emiratos Árabes, mediante la TV le dio la “impresión de que fueron a disfrutar”, además de que coincidió con su colega en que “cuatro días son suficientes” para recuperarse y adaptarse.

Finalmente, Ureña señaló que las rotaciones que hizo Diego Alonso en el último partido, en el que concluyeron jugando cuatro jovencitos del plantel, serán “de gran ayuda” para el duelo ante Rayados.

Monterrey buscará evitar perder una tercera final consecutiva en casa en año y medio, por su parte, Pachuca querrá que el trajín de las últimas semanas no le afecte a la hora de ir en busca de la Copa MX.