Lentes, playera tipo polo blanca fajada en un pantalón negro de vestir con cinturón y zapatos negros, los cuales no dejan de pasearse por toda el área técnica del terreno de juego, mientras el entrenador brasileño constantemente aprieta los dientes sin dejar de hacer muecas y corajes, revelando muestras de evidente enojo.

Esta imagen se ha observado en el banquillo del equipo de la Universidad de Nuevo León durante los últimos nueve años. El Tuca, como es apodado, tiene un sinfín de videos mostrando su fuerte carácter y regañando a sus jugadores con su inconfundible “cagajo”, pero son sólo actitudes que utiliza para buscar el mejor desarrollo de sus futbolistas; dentro de las relaciones personales, es alguien distinto.

“Es igual de enojón que Bielsa, pero Ferretti es más familiar. Está en contacto con los jugadores, bromea. Marcelo no es así, para el sólo es futbol. Tienen la misma pasión, pero no la misma manera de trabajar. Tuca me ha apoyado en mi carrera y me ha tenido paciencia. Con cada técnico he aprendido: Deschamps me enseñó la mentalidad ganadora; Bielsa, lo táctico; Tuca afinó todo y me dio disciplina”, declaró André Pierre Gignac para la revista Life and Style.

No sólo el atacante francés ha comentado la cercanía que tiene Ferretti con sus dirigidos, Luis García también destacó en entrevista para El País que es “más bueno, que gruñón”, calificándolo como un hombre tranquilo, afectuoso, cercano y hasta chistoso, pero que su personalidad implica ser muy exigente en los entrenamientos. Situaciones que aprendió de uno de sus grandes maestros, su amigo y ayudante Miguel Mejía Barón.

Mejía Barón, quien actualmente es su auxiliar técnico, comenzó su relación con el Tuca cuando el brasileño era futbolista y se quedó sin equipo en la Segunda División, por lo que Barón no dudó de sus capacidades y al formar parte de la directiva de Pumas, lo llevó al equipo universitario para ser dirigido por Bora Milutinovic. Barón comenta que una de las causas por las cuales llegó a trabajar a Tigres es por su amistad con Ferretti, la cual la define por estar basada en cariño.

En cuanto a su labor dentro del equipo, menciona para el canal oficial de Tigres que Ricardo es el encargado de realizar todo el trabajo, que él lo que hace es cooperar con sus puntos de vista.

“Le digo, mira, yo pienso estas cosas. Pero haz lo que se te pegue la gana. Y sí, al final hace lo que él cree que es mejor”.

Aunque Miguel es reservado al comentar la manera en que interviene en el trabajo del estratega de Tigres, Claudio Suárez opina lo contrario.

“Influye mucho Mejía Barón en el Tuca, de hecho es el que lo trae de vuelta al futbol. Él ya no quería regresar porque salió resentido. Ricardo lo convence y se lo lleva a Tigres para trabajar como su auxiliar, pero le ayuda a Ferretti en algunos movimientos que no ve en la cancha”, comentó el exfutbolista de Pumas, Chivas y Tigres.

Ferretti es el único entrenador en la historia con 47 torneos consecutivos y tiene seis títulos de liga, pero a pesar de que sus números lo avalan, hay jugadores y entrenadores que no están de acuerdo con la manera en que dirige; como el defensor francés Timothée Kolodziejczak, quien tuvo un breve paso por el equipo universitario y piensa que el Tuca tiene métodos anticuados, por lo que no tendría la capacidad de dirigir en Europa.

Por otra parte, su colega Miguel Herrera también ha criticado las formas de Ferretti, sobre todo su estilo de juego.

“A varios no nos gustan los equipos de Ricardo, pero cada quien defiende su idea y a él le ha funcionado y no lo va a cambiar porque lleva así varios años”, comentó en rueda de prensa el Piojo Herrera.

[email protected]