El proyecto de Tigres Femenil se planteó para ser protagonista desde el primer día, para ello fue necesario seriedad en la ejecución y encontrar a las jugadoras ideales, a partir de ahí, todo se dio casi por añadidura.

Tres años y medio más tarde poseen dos títulos y dos subcampeonatos; han logrado patrocinios exclusivos con quienes han establecido relaciones largas; su afición les ha permitido establecer marcas de asistencia en el futbol femenil a nivel mundial y en el torneo Guardianes 2020 lideran todas las estadísticas.

En la cancha y en las oficinas, el equipo funciona como un todo. Desde los presidentes del club Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza, por darle seriedad al proyecto, así como las mentes artífices en la búsqueda de jugadoras. Los departamentos de mercadotecnia y comunicación buscaron en un inicio todo reflector posible para posicionar la marca Tigres Femenil y a las jugadoras, a quienes trataban de darles rotación para que cada una contara con un escaparate. Las involucraron en las firmas de autógrafos, en las conferencias de prensa, en activaciones con las marcas del equipo varonil, buscaron entrevistas con los medios, incluso repartieron balones en un automóvil para generar cercanía con la afición, algo impensable en el equipo varonil.

“Una vez que las conocían y que tuvimos el primer campeonato, poco a poco pusimos barreras porque también nos interesaba generar dinero e interés de marca. Atraímos patrocinios con las marcas que ya teníamos, después con marcas que no podían estar en varonil, pero les alcanzaba el presupuesto para estar en femenil”, explicó Gerardo Barrón, quien fungió hasta el mes de marzo como auxiliar de mercadotecnia del club.

Un ejemplo fue el patrocinio de Electrolit, que no podía publicitarse en el equipo varonil ante la presencia de Coca-Cola y Powerade, sin embargo la primer marca no entró al proyecto femenil y pudieron vender el patrocinio a Electrolit, “empezamos a hacer nuestro mercado”.

Barrón señaló que entre 2016 y 2017, una vez que consiguieron su primer título, los costos de un patrocinio se duplicaron, y a pesar de que no cuenta con acceso a cifras recientes, no duda que el aumento continúe año con año. Además las mismas marcas han buscado incrementar su patrocinio, HEB antes estaba en el short, hoy está en la playera. Berel no entró el primer año y ahora aparece en una manga.

“Las marcas que han entrado, ninguna se ha salido. Esto es por el gran compromiso que se tiene con las chicas que están con la mejor disposición de hacer todo para las marcas, si es necesario estar una, dos, tres horas de grabación, entrevistas o lo que sea. En segunda los resultados son lo que nos ha marcado (...) a lo mejor hubiéramos tenido dificultades en conseguir patrocinios, pero muchas veces el patrocinador llegaba a preguntar solo”, explicó Barrón.

En lo individual las jugadoras son libres de asociarse a patrocinadores siempre y cuando no interfieran con los patrocinios de la institución y que cumplan con los principios y valores. Los ejecutivos de marketing también asesoran a las futbolistas en la imagen que proyectan en sus perfiles digitales donde cuentan con miles de seguidores, ya que son percibidas como modelos a seguir.

Al término de la fase regular del torneo Guardianes 2020, la defensa Greta Espinoza es la jugadora con más seguidores en su cuenta de Instagram con más de 197, 000. La futbolista es patrocinada por Charly Futbol. Por su parte Nayeli Rangel, clave en el equipo de marketing para definir el perfil Tigre (una persona aguerrida, que lucha, que nunca se da por vencida, que siempre está mejorando), es la segunda más seguida en la misma red social con 171, 000 fans, la jugadora recientemente participó en un comercial de Pepsi y ha colaborado en campañas para Innova Sports y Nike football.

En relación a la asistencia de la afición, el Estadio Universitario cuenta con la sexta mejor marca de asistencia al futbol femenil internacional y segunda mejor nacional con más de 41,000 aficionados en 2018, sin embargo Tigres también es protagonista de la mejor asistencia al futbol mexicano y segunda mejor asistencia a nivel mundial de más de 51,000  asistentes a la final del torneo Clausura 2018 donde se proclamaron campeonas que se desarrolló en el Estadio BBVA, casa de Rayadas.

“La gente que empezaba a ir al estadio también era muy diferente, es un mercado un poquito más familiar, el costo del boleto también era mucho menor, toda la grada independientemente de la zona tenía un costo de 50 pesos a la fecha sigue siendo el mismo”.

El éxito se ve reflejado en sus títulos

La selección de jugadoras facilitó el éxito del conjunto. David Frech, excoordinador del equipo, señaló que se reclutó a las futbolistas con base en sus características personales: humanas y familiares; además del tema futbolístico como los procesos de selección nacional en sus diferentes categorías, trayectoria internacional y experiencia en competencias universitarias. Así se logró el fichaje de figuras como Liliana Mercado, Nayeli Rangel, Jacqueline Ovalle, Katty Martinez, quienes han tenido continuidad y se han mantenido como base del equipo.

“Un gran punto a favor es que le han dado el interés que merece el futbol femenil desde el primer día. Imponiéndole, si así lo podemos ver, esa etiqueta que ya tiene la institución, que es la obligación de ser un equipo ganador, ejemplo en todo lo que haga”, expresó el director técnico del plantel, Roberto Medina, sobre el factor diferenciador del club.

La institución también ha podido medir el nivel de las futbolistas ante rivales extranjeros, tal fue el caso del encuentro contra Houston Dash, donde las felinas se impusieron 2 a 1.

Tigres femenil se posicionó este torneo Guardianes 2020 como líder en la fase regular en ofensiva con 50 goles a favor, defensiva con 11 goles en contra, además con Katty Martínez como líder de goleo.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx