Llegar al sitio de honor en el ranking de la PGA o de la LPGA es prácticamente el objetivo para todos los golfistas profesionales que toman parte en estos circuitos.

Hasta hace apenas un par de años, la meta se antojaba inalcanzable, pues en la parte varonil el estadounidense Tiger Woods era el dueño absoluto de la cima, en la que estuvo un total de 623 semanas, mientras que del lado femenil, la mexicana Lorena Ochoa mantuvo su dominio por 158 semanas.

Sin embargo, desde octubre del 2010, cuando Woods abandonó su reinado debido a la baja en su nivel de juego y desde el 2 de mayo del 2010, cuando Ochoa anuncio su retiro como jugadora de la gira, el ranking de ambos circuitos no ha tenido un claro dominio de un solo jugador, lo que ha abierto las puertas a jugadores y jugadoras que antes quizá habrían tenido a Tiger y a Lorena como sus rivales a vencer.

El ranking del golf ha sido variable

El boom del golf oriental se ha hecho evidente en los últimos dos años, sobre todo en la rama femenil. Yani Tseng, una taiwanesa a la que pocas veces se le ve sonreír en el campo, se convirtió en historia al haber sido la golfista más joven en conseguir un Major, el LPGA Championship, a sus 19 años.

A sus 22 años, Tseng no sólo había demostrado su talento sino también que quería llegar a lo más alto, y en febrero del 2011, se convirtió en la número uno del mundo y hoy suma 55 semanas en la cima del ranking de la LPGA.

No obstante, desde mayo del 2010 el número uno en el circuito profesional femenil se intercambió entre tres jugadoras, la japonesa Ai Miyazato (12 semanas), la estadounidense Cristie Kerr (5 semanas) y la surcoreana Jiyai Shin (25 semanas).

En tanto, en la PGA la situación no ha resultado muy diferente. Desde que Tiger Woods se alejó de su alto nivel competitivo en noviembre del 2009 y abandonó el puesto un año después, el número uno se ha disputado entre varios golfistas.

En el 2010, Lee Westwood sucedió a Woods en el reinado, en donde permaneció 17 semanas antes de que el alemán Martín Kaymer le arrebatara el honor en febrero del 2011.

No obstante, Westwood volvió a recuperar la cima en abril del 2011, cuando su compatriota Luke Donald tomó el puesto de honor y hoy suma 22 semanas en la cumbre.

Aunque en las mujeres Tseng parece inalcanzable con 830.37 puntos (su escolta la coreana Na Yeon Choi suma 477.35), en los hombres el reinado de Donald es amenazado por el norirlandés Rory McIlroy, quien de ganar el torneo de esta semana, el Tour Honda Classic, podría quedarse con el número uno de la PGA.

[email protected]