Deportes

Lectura 3:00 min

Superliga Europea gastó millones sin ser lanzada

Foto: Reuters
Foto: Reuters
Avatar de Redacción El Economista

Por Redacción El Economista

El proyecto que involucra a clubes como Real Madrid, Barcelona, entre otros de Inglaterra e Italia, destinó una fuerte cantidad a firmas y agencias de abogados sin ser creada oficialmente.

El proyecto de la Superliga Europea nació y murió en menos de 48 horas, pero dejó a su paso un gasto de 4.5 millones de dólares que fueron entregados a firmas y agencias de abogados sin que el torneo se creara oficialmente.

De acuerdo con información de Bloomberg y Front Office Sports, este proyecto, que involucra la participación de 12 equipos élite de Europa (de España, Inglaterra e Italia) entregó dicha cantidad a un total de 12 conglomerados de abogados internacionales, cuya función sería proteger los intereses del nuevo torneo y su marco legal, aunque fue desechado mucho antes de volverse una realidad.

Los beneficiados por los 4.5 millones fueron el bufete de abogados Clifford Chance LLP, con sede en Londres, que recibió 2.2 millones para trabajos legales; Latham & Watkins LLP, con sede en Nueva York, que se embolsó 1.4 millones en tarifas; seis agencias de relaciones públicas y dos empresas de medios que recibieron casi 907.000; así como dos agencias más de calificación crediticia que se dividieron un total de 391,000 dólares.

Los equipos involucrados en este proyecto eran el llamado Big Six de Inglaterra, compuesto por Manchester United, Manchester City, Arsenal, Chelsea, Liverpool y Tottenham; los españoles Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid; así como los italianos Juventus, Milan e Inter.

Cabe recalcar que tanto la UEFA, como la FIFA tiraron el proyecto en menos de 48 horas, argumentando que responderían con la expulsión inmediata de dichos clubes de cualquier torneo local e internacional avalado por esas organizaciones, por lo que se habrían quedado fuera de ligas como la Premier y también de la Champions League.

Por su parte, los seis equipos ingleses que se unieron habían acordado una cuota de 31.1 millones de dólares en junio con la Premier League. Junto al Atlético de Madrid, los clubes de la isla fueron de los primeros en darse de baja del proyecto Superliga Europea y pedir disculpas a sus aficionados, quienes protestaron de forma violenta por la intención de dejar la Champions.

Por otro lado, los clubes españoles Real Madrid y Barcelona, junto con el club italiano Juventus, presentaron una demanda legal en octubre contra la UEFA y la FIFA, alegando que las dos organizaciones violan la ley europea de competencia al actuar como reguladores y participantes que se benefician de su supervisión. Los tres continúan abogando por un concepto al estilo de la Superliga e incluso el presidente merengue, Florentino Pérez, ha resaltado en varios espacios la viabilidad de seguir con el proyecto.

Aunque ya pasaron seis meses de la publicación de esta idea, los millones de dólares gastados antes del lanzamiento de la Superliga son una indicación de su largo desarrollo y potencial proyectado, a pesar de la rapidez con la que se disolvió. El torneo llegó a concretar el respaldo financiero de la firma JPMorgan en cuanto a préstamos, pero hasta ahora se encuentra frenado y salvo los tres clubes antes mencionados (Real Madrid, Barcelona y Juventus), los demás no han demostrado intención de continuarlo.

kg

Temas relacionados

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.