Un jugador de Jefes de Kansas City se suicidó este sábado en la ciudad homónima de Missouri tras herir a su novia, informaron autoridades locales.

El liniero Jovan Belcher habría usado la misma arma con que atentó contra la mujer para quitarse la vida en el estacionamiento del estadio Arrowhead, casa del equipo perteneciente a la Conferencia Americana de la NFL.

De acuerdo con los primeros reportes, el suicidio de Belcher fue atestiguado por el gerente general del equipo Scott Pioli y el entrenador en jefe del equipo, Romeo Crennel.

Autoridades de Kansas City dieron a conocer que cerca de las 8:00 am (tiempo local) recibieron un reporte sobre una mujer herida con arma de fuego, quien fue declarada muerta poco después en un hospital local.

El atentado se produjo en casa de la novia del jugador siendo reportado por la madre de la víctima, quien identificó al agresor como un integrante del equipo Jefes de Kansas City.

Poco más de una hora después, personal de seguridad del estadio reportó la presencia de un hombre armado en el área de estacionamiento, y quien se apuntaba a la cabeza con el arma.

Los trágicos hechos se produjeron previo al juego que Kansas City tiene previsto este domingo en su casa frente a Panteras de Carolina del Norte.

EISS