La Federación Mexicana de Futbol busca entrenador para su equipo nacional. La institución con 91 años de experiencia en organizar, reglamentar y administrar el futbol en México enfrenta un proceso de cuatro años para calificar al Mundial de Qatar 2022 y disputar, al menos, cinco partidos en la competencia.

El perfil del candidato demanda cumplir requisitos como: resistencia a la presión mediática, presencia en compromisos comerciales, disponibilidad para viajar al menos 10 veces al año a Estados Unidos para promoción y ejecución de juegos amistosos, ofrecer entrevistas y realizar visitas a programas de televisión de las empresas dueñas de los derechos de transmisión.

Se ofrece al menos 19 meses de contrato (que es el tiempo promedio que dura un entrenador en la selección desde el año 2000), dependiendo de los resultados, el acuerdo puede extenderse hasta por 48 meses y el salario ronda en los 2 millones de dólares anuales, aunque si se comprueba experiencia en ligas extranjeras los ingresos pueden triplicarse, además de recibir bonos y oportunidad de desarrollar una imagen comercial que retribuiría en por lo menos 130 millones de pesos (los ingresos que obtuvo Miguel Herrera de siete patrocinios que firmó mientras era entrenador de México).

1. Juegos en Estados Unidos

En el 2002, la Federación Mexicana de futbol firmó un contrato con Soccer United Marketing (SUM) para que la selección mexicana dispute anualmente entre cinco y 10 partidos amistosos en Estados Unidos, siendo la selección norteamericana a la que más veces se haya enfrentado, con 22 partidos, donde le siguen Costa Rica (16), Honduras (14) y Ecuador (13).

El entrenador deberá viajar para hacer promoción de los juegos en Estados Unidos, debido a que tras 16 años de contrato los juegos de la selección mexicana han reunido 4.5 millones de aficionados a los estadios. Son los partidos que Ricardo Ferretti, uno de los candidatos, calificó como partidos moleros.

Tan sólo en el último ciclo mundialista, la selección mexicana disputó 31 partidos amistosos en Estados Unidos, por sólo cuatro encuentros en Europa, enfrentando a selecciones europeas.

Por contrato, SUM y la federación mexicana de futbol renovaron el vínculo hasta el 2022 por un promedio de 2 millones de dólares por partido.

2. Salario

Juan Carlos Osorio fue el entrenador con menor salario de los últimos seis técnicos, con ingresos de 1.5 millones de dólares al año. El colombiano llegaba precedido de lograr título en su país, con Atlético Nacional, donde consiguió seis títulos, aunque dejó su trabajo en São Paulo, su cártel no le permitía exigir un mejor contrato. El salario promedio de los últimos entrenadores de México es de 2 millones de dólares.

Salarios últimos de entrenadores de México (ingresos anuales)

- Juan Carlos Osorio                          1.5 mdd

- Miguel Herrera                                2.7 mdd

- José Manuel de la Torre              2 mdd

- Javier Aguirre                                   1.8 mdd

- Sven-Göran Eriksson                     7 mdd

- Ricardo La Volpe                             2.4 mdd

Salarios de los candidatos (anuales)

- Ricardo Ferretti                               3.8 mdd

- Miguel Herrera                                2 mdd

- Matías Almeyda                              1.5 mdd

- André Villas-Boas                           13.7 mdd

3. Escasez de delanteros

La Selección Mexicana de futbol tuvo la peor producción de goles en un mundial de los últimos 44 años. Con sólo tres anotaciones, apenas superó los dos goles que logró en el Mundial de Argentina 1974, y no llegó al promedio de cinco goles que había marcado desde el Mundial de Estados Unidos 1994.

El nuevo entrenador deberá enfrentar un entorno donde sólo hay 26 delanteros mexicanos en equipos de la Liga MX. Por cada atacante nacional, hay casi dos delanteros extranjeros, 46 centros delanteros. De esos 26 delanteros, Alan Pulido y Oribe Peralta son los únicos titulares en sus equipos, el resto tiene que conformarse con ser suplente del delantero extranjero en turno.

El último campeón de goleo mexicano en la liga fue Ángel Reyna, hace ya siete años y de los últimos 36 campeones de goles, sólo seis han sido mexicanos.

Hay una crisis de delanteros mexicanos y, por consecuencia, de goles.

4. Cambio generacional

Oribe Peralta, Rafael Márquez y los porteros Jesús Corona y Alfredo Talavera son los jugadores de mayor edad que asistieron al mundial de Rusia 2018. Los dos primeros ya anunciaron su retiro de la selección mexicana y jugadores como Andrés Guardado e incluso Carlos Salcedo pusieron en duda su continuidad.

México ha apostado en los últimos cinco mundiales por planteles de mediana edad para el futbol, entre 28.6 y 27.1 años en promedio. En Rusia, 65% de los jugadores ya acumulaba al menos dos mundiales; es decir, que poco más de un tercio de futbolistas podría llegar a Qatar 2022, porque jugadores como Javier Hernández, Carlos Vela, Héctor Herrera, Giovani y Jonathan dos Santos entrarán a la última etapa de su carrera como futbolistas. Tendrán 34 años en el próximo mundial.

Edson Álvarez, Jesús Gallardo e Hirving Lozano encabezarán el cambio generacional, un aspecto al que estará obligado el nuevo técnico ante la ausencia de los jugadores que representaron a la selección al menos en los últimos ocho años.

5. Rol de televisoras

Juan Carlos Osorio respondió la misma pregunta cuatro veces en un lapso de 30 minutos. En conferencia de prensa y en páneles de análisis con exjugadores, entrenadores y comentaristas. el entrenador colombiano tuvo que explicar las razones para no convocar a Rodolfo Pizarro y José Juan Vázquez, por lo que tuvo que pasar por las tres televisoras dueñas de los derechos de transmisión.

Después de una negociación de ocho meses, Televisa, TV Azteca y Univisión obtuvieron los derechos de transmisión de la selección mexicana por los próximos ocho años, a razón de 35 millones de dólares anuales, un crecimiento de casi cuatro veces el monto del acuerdo anterior.

Las televisoras tienen en exclusiva al técnico de la selección; él debe responder, además de la conferencia de prensa, en comparecencias con las televisoras. “Se tiene que plasmar en el contrato para todos los compromisos que se le va a requerir, para no tener diferencias posteriores, porque ha sido un punto difícil a la hora del cumplimiento”, indica Néstor de la Torre, exdirector de selecciones nacionales, sobre el rol del entrenador en las televisoras.

6. Presión mediática

Ricardo La Volpe insultó a los 12 reporteros que cubrían la gira de preparación de la selección mexicana previo al mundial de Alemania 2006 cuando se tocó los genitales y les gritó: “me la pelan”. Una de las últimas imágenes de Javier Aguirre como técnico de la selección fue aquella conferencia de prensa previo al duelo ante Argentina, la gorra que cubría su mirada y las declaraciones que decían: “ustedes son los que nos dan por muertos”, “según ustedes no somos favoritos”.

Osorio llegó hasta las páginas de espectáculos, cuando según una publicación enfrentaba problemas personales. “Ser entrenador de la selección no solamente es ser técnico de un equipo de futbol, representa mucho más”, dice Néstor de la Torre, exdirector de selecciones nacionales.

“Es un ambiente extremista y cuando los resultados se están dando, te alaban mucho, te reconocen mucho y te ponen en la punta de tu gremio, diciendo que eres el mejor; en caso contrario, te ponen en la parte baja, te critican en todos los sentidos, dudan de tus capacidades y es muy volátil, va de acuerdo con el resultado”, sentenció de la Torre.