Distanciado de los primeros puestos en la Bundesliga, Schalke 04 continúa su calvario y este martes cayó 2-1 en el Veltins Arena como anfitrión del Maguncia en los octavos de final de la Copa de Alemania.

Por su parte, el Bayern Múnich se impuso 2-0 en el campo de juego del Augsburgo, mientras que el Offenbach, de Tercera División, derrotó por el mismo marcador al Dusseldorf, de Primera.

El nuevo entrenador del Schalke, Jens Keller, reemplazante de Huub Stevens, despedido tras la derrota del sábado 3-1 ante Friburgo, comenzó con mal pie su andadura al frente del equipos.

Marco Caligiuri abrió el marcador a la media hora de juego. El holandés Klaas-Jan Huntelaar logró igualar (75), pero Nicolai Müller anotó el tanto de la victoria (83).

El club de Gelsenkirchen, ganador de la Copa en 2011, terminó el año entre los silbidos de su público, que no festeja una victoria desde el pasado 10 de noviembre.

Para los bávaros fueron fundamentales el desempeño del internacional de origen español Mario Gómez y del arquero Manuel Neuer. Gómez volvió anotar una vez más tras recuperarse de su operación de un tobillo, en el minuto 26.

Sobre el final del encuentro, habilitado por Thomas Müller, el suizo-albanés Xherdan Shaqiri logró el segundo gol (85), el de la tranquilidad en un duelo complicado.

Friburgo, por su parte, logró clasificar a cuartos de final al derrotar 1-0 como visitante al Karlsruhe, de la tercera división.