Ha terminado la fase regular del torneo Guardianes 2020 y con ello vuelve el repechaje, una fase de eliminación que se había jugado por última vez en el 2008. El regreso de esta etapa permite ver varias sorpresas entre los clasificados a postemporada: la segunda peor nómina de la liga (Puebla), la segunda peor defensa (Toluca) y un equipo que estuvo una tercera parte del torneo en el fondo de la tabla general (Necaxa).

El repechaje se jugará por lo menos durante los próximos tres torneos, recalcó Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, al inicio de este torneo. Además, negó que se haya creado solo por razones económicas y que aliente a la mediocridad: “Mediocre es quien no lucha por estar lo más arriba posible. No es que nuestro futbol sea impredecible, es un futbol parejo y esta fase final, con este nuevo esquema, lo hace todavía más competitivo e interesante”. Después de esas tres temporadas, los directivos de la liga evaluarán los resultados para ver si el repechaje se queda o no.

¿Cómo se jugará el repechaje?

Esta fase la disputarán del lugar cinco al 12 de la tabla general a partido único en la casa del equipo mejor colocado. La eliminatoria quedó así: Monterrey (5) ante Puebla (12), Tigres (6) ante Toluca (11), Guadalajara (7) ante Necaxa (10) y Santos (8) ante Pachuca (9); los partidos se llevarán a cabo entre el 21 y 22 de noviembre en las casas de los equipos cinco, seis, siete y ocho de la tabla. En caso de empate, la serie se iría a penales.

Este repechaje es diferente a la última vez que se jugó en el torneo Clausura 2008, ya que en aquella ocasión en el formato de competencia: los 18 equipos se dividían en tres grupos de seis, clasificando de forma directa a cuartos de final los dos primeros de cada grupo, mientras que los terceros lugares y el mejor cuarto lugar disputaban la reclasificación a juegos de ida y vuelta.

Las diferencias entre el último repechaje jugado y el actual son el número de participantes (cuatro en 2008 y ocho en 2020) y días de juego (cuatro en 2008 y dos en 2020), es decir, el repechaje actual contará con más participantes pero en menor número de días, además de que será la primera vez en la historia de los torneos que se lleve a cabo sin que existan grupos en la Liga MX, pues el único criterio es la tabla general (clasificando del lugar cinco al 12).

Los cuatro equipos vencedores del repechaje 2020 se enfrentarán a León, Pumas, América y Cruz Azul, quienes ya están clasificados de forma directa a los cuartos de final (y gracias a su posición en la tabla, aseguraron cerrar dicha eliminatoria como locales).

Guadalajara es el último equipo que salió campeón de un repechaje durante el torneo Apertura 2006, cuando clasificaron como terceros del Grupo 1. Eliminaron al Veracruz en la repesca, a Cruz Azul en cuartos de final, al América en semifinales y al Toluca en la final.

Los otros campeones surgidos del repechaje en la historia de los torneos cortos son Monarcas Morelia en el torneo Invierno 2000 y el Pachuca en el Invierno 1999.

El 37% de los equipos clasificados al repechaje del torneo Guardianes 2020 cambiaron de director técnico durante el certamen y estuvieron fuera de los 10 mejores de la tabla por al menos tres jornadas: Toluca, Necaxa y Guadalajara (de hecho, Chivas es el único de los ‘cuatro grandes’ que nunca estuvo entre los mejores cinco sitios del torneo), quienes ahora tendrán la oportunidad de competir por el título, algo que no es bien visto por algunos jugadores, como Roberto Alvarado, mediocampista del Cruz Azul, quien señaló que el repechaje “es injusto y, en lo personal, no me gusta”.

Y es que a diferencia del bajo rendimiento que caracterizó a Necaxa y Toluca durante la temporada, Cruz Azul se mantuvo dentro de los primeros cinco lugares de la tabla general a lo largo de las 17 jornadas, caso similar al del América que, a excepción de la jornada 1, nunca bajó del quinto lugar.

Con 12 anotaciones, el uruguayo Jonathan Rodríguez se consagró como líder goleador de este torneo, siendo el primer jugador del Cruz Azul en lograr dicho mérito desde el argentino Emanuel Villa en el Apertura 2009 (hace 11 años). Además, el ‘Cabecita’ terminó como goleador de fase regular de todo el año 2020 con 21 goles, superando al francés André-Pierre Gignac, de Tigres (19), y  al paraguayo Darío Lezcano, de Bravos (16).

En cuestión económica, solo dos equipos del top ten de mejores nóminas de la liga no entró a la liguilla (Xolos y Atlas), cuyo valor es superior al de Pumas (directo a cuartos), Necaxa, Toluca y Puebla (repechaje).

fredi.figueroa@eleconomista.mx