Es cierto que Qatar dejará plantada la bandera como el Mundial de Futbol más caro de la historia con 200,000 millones de dólares invertidos, y que la efectividad de sus conexiones viales y de movilidad dentro y fuera de sus fronteras le dará a la FIFA un precedente para el cuaderno de cargos que determina qué requisitos tiene que cumplir cada sede para ser mundialista.

El embajador de Qatar en México, Mohammed Alkuwari habla de que su país es pequeño pero con la suficiente capacidad de recibir cerca de millón y medio de visitantes foráneos, y de ellos alrededor de 50,000 son mexicanos y 550 son residentes.

De acuerdo a un estudio de Deloitte, más de 140,000 millones de dólares se destinaron a modernizar la infraestructura de transporte; el proceso duró cinco años. Entre otros proyectos de inversión se consideraron viviendas, hoteles, estadios, un nuevo puerto, carreteras, metro y sistema ferroviario y centros comerciales.

“Nuestro país no es muy grande y no necesitamos construir más hoteles para el Mundial, tenemos otras ideas como Airbnb, cruceros, toda la infraestructura está casi terminada. La gente tiene miedo de que no haya suficiente hospedaje o traslado. Tenemos un metro en el que los aficionados podrán movilizarse para ver hasta dos partidos en un día”, explicó el Embajador en una charla en su residencia con referentes del futbol como Yon de Luisa, presidente de la Femexfut, Mikel Arriola, titular de la Liga MX, Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, Manuel Negrete, exjugador y Carlos Padilla, expresidente del Comité Olímpico Mexicano y quien recibió un reconocimiento por su trayectoria de parte del Embajador.

Ante el panorama descrito en la fiebre de la antesala de la vigésimo segunda edición del Mundial y tras la visita a la CDMX de la FIFA, que decidirá en el primer trimestre del 2022 o más tardar en el segundo si el estadio Azteca se queda con la sede, Yon de Luisa destaca que en la ciudad no se deben hacer obras adicionales de vialidad y por recomendación, y que se debe otorgar el transporte gratuito el día de los juegos.

“No hay que hacer obras adicionales, el día de hoy todas las sedes que se propusieron a la FIFA tienen su infraestructura natural, hotelera, carretera, de estadios, aeroportuaria y lo único que sí se está pidiendo, porque es una garantía que nos exige la FIFA, es el transporte gratuito el día del partido y eso es con las diferentes autoridades, no solamente de la Ciudad de México, de Guadalajara, de Monterrey. En todas las sedes de Estados Unidos y Canadá se ha visto que el transporte se lleve a cabo en los puntos importantes que dice la FIFA, y que podamos cumplir con esos requerimientos. El estadio Azteca tiene el compromiso de cumplir con las observaciones de aquí al 2025 para tener al menos un año de holgura para llegar sin ningún problema”, menciona De Luisa a El Economista.

En la visita de la delegación de FIFA al Estadio Azteca, el Director del inmueble, Félix Aguirre, contó que se asesoran con despachos internacionales y nacionales para hacer la remodelación del estadio.

“Creo que el Estadio Azteca es uno de los mejores del mundo y tiene mucha capacidad para hacer las modificaciones que haya pedido FIFA, no tengo duda de que el Azteca las hará. En el caso de la Liga MX, el estadio es uno de los que mejor cumple con el cuaderno de cargos, desconozco el estándar del cuaderno de la FIFA pero seguramente es uno que compara lo que se verá en Qatar y se va actualizando”, compartió a este diario Mikel Arriola.

En 12 años desde su elección, Qatar ha brincado del ranking de FIFA del lugar 112 a la 51 (posición actual) y su presencia en el futbol mundial se ha fortalecido también como organizador. La Copa de Naciones Árabe se celebrará del 30 de noviembre al 18 de diciembre y será el ensayo previo al Mundial. El país también acogió el Mundial de Clubes en 2019.

“Creo que cada país en el mundo tiene un sueño, nunca en Oriente hemos tenido uno. Sí, nuestra Selección no es la mejor del mundo, pero siempre hay un sueño, ojalá se juegue la final entre Qatar y México”, dijo entre risas el Embajador, sentado con los invitados bajo una tienda típica árabe recreada en el jardín de su casa.

Érick del Ángel Landeros, coordinador ejecutivo de Diplomacia Deportiva de la SRE, señaló que el martes por la mañana sostuvieron una llamada con la Embajadora de México en Qatar, Graciela Gómez, para hablar de las medidas que tomará México en el tema consular de protección a los mexicanos, que incluye información sobre usos y costumbres en Qatar que “se han vuelto un mito”.

marisol.rojas@eleconomista.mx