“No está descartado, está en las posibilidades, pero los Tigres ya sabemos que es un equipo que quiere debilitar a los demás conjuntos, ustedes se lo consienten, pero a eso se dedica ese cuadro, porque quiere comprar para ellos y nada más quitan (jugadores) a los demás”, expresó Tomás Boy sobre las negociaciones que Chivas entabló para obtener el préstamo de Jürgen Damm.

Ni siquiera el paisaje de Cancún o la ilusión de comenzar el torneo Apertura 2019 con Chivas tranquilizaron el carácter del entrenador del Guadalajara. Boy Espinoza se refería a que Tigres no estaba dispuesto a aceptar un préstamo por el delantero mexicano, la directiva que encabeza Miguel Ángel Garza sólo analizaría la oferta si era un transferencia, pero dicha operación el club regiomontano la cifraba en más de 12 millones de dólares.

El préstamo de jugadores es el método de bajo costo para reforzar equipos en la Liga MX. Según fuentes consultadas por El Economista, la cesión de un jugador puede tener al menos tres modalidades: el pago de un feed o una cuota de préstamo, que se puede determinar según un porcentaje de variables de 10 a 30% del valor del jugador; que el club de origen y el club de destino del futbolista compartan el pago del salario del jugador, a veces no en partes iguales, y la tercera donde el club que obtiene el préstamo se hace cargo de la totalidad del salario del jugador.

“Muchos clubes lo consideran por una cuestión presupuestal. No tienen más presupuesto más que para pedir prestado. Otra es para bajar el riesgo y conocer al jugador, cómo se comporta, el tema de la disciplina, la ciudad, la familia, entonces baja mucho el riesgo”, señala un representante de jugadores de la Liga MX que prefiere reservar su identidad.

Para el torneo Apertura 2019 se tienen registrados al menos 41 operaciones de préstamos de jugadores entre clubes. Hasta antes de que desapareciera el draft de jugadores del futbol mexicano (Apertura 2018) los préstamos de jugadores representaban más de 65% de las operaciones de transferencia en la Liga MX.

El método para reforzarse no ha desaparecido, incluso con la eliminación del draft de jugadores, ya que es utilizado por clubes como Tigres, Monterrey, Guadalajara, Pachuca, como método para ceder a jugadores que no entran en planes del técnico, pero sin perder la propiedad y posible revalorización del futbolista.

A su vez, equipos como Lobos Buap, Puebla y —actualmente—Atlético San Luis (8), Querétaro (7) y FC Juárez (6) son los clubes que pudieron reforzar sus plantillas gracias a los préstamos de jugadores, inversiones de bajo costo y bajo riesgo para clubes con presupuestos acotados.

“En los préstamos se puede tener una amplitud de negociaciones, no siempre paga el club o los sueldos no se pagan, depende de cada caso y jugador”, añade el representante de futbolistas.

Por ejemplo, a pesar de las declaraciones que expresó Tomás Boy sobre las prácticas deportivas de Tigres, el club regio cedió en préstamo hasta a 10 futbolistas a Lobos Buap, en un periodo de cuatro torneos. Entre los jugadores se encontraban Julián y Luis Quiñones, delanteros colombianos que ya no tenían cupo en Tigres, debido al límite de nueve extranjeros por equipo.

El representante de jugadores explica que a veces los equipos dueños del jugador se pueden hacer cargo de la totalidad de su sueldo, sobre todo si en él ven un jugador con proyección y que a mediano plazo puede jugar para el equipo.

Aunque en sitios especializados como Transfermarkt indican que los clubes que se reforzaron vía préstamos de jugadores no realizaron pago por las transferencias, una proyección sobre el rango de inversión en las cesiones que consiguieron los equipos que más préstamos solicitaron durante el Apertura 2019 puede representarse de la siguiente manera:

—Atlético San Luis: ocho préstamos entre 1.07 y 3.2 millones de dólares.

—Querétaro: siete préstamos entre 900,000 y 2.7 millones de dólares.

—FC Juárez: seis préstamos entre 600,000 y 1.8 millones de dólares.

Las cifras resultaron sobre el valor de los jugadores prestados, según datos de Transfermarkt.

Dos de los equipos que más préstamos de jugadores tienen en sus planteles tienen como rasgo su reciente incorporación a la Liga MX, debido al ascenso a Primera División y la compra de la franquicia de parte del equipo fronterizo para ocupar el lugar de Lobos Buap.

Mientras, Querétaro atraviesa problemas económicos y los dueños buscaban una asociación con Grupo Caliente para disminuir costos. Gallos Blancos recurrió a préstamos y la inversión a la baja para reforzarse con jugadores que ya conocían el futbol mexicano, que ya tenían experiencia en clubes como Tijuana, Lobos y Atlas.