Roma.-Los responsables de la Agencia Mundial Anti Dopaje (WADA, por su sigla en inglés) podrían considerar plantear cambios a las normas relacionadas con el anabolizante prohibido clembuterol en una reunión que tendrán en Montreal la semana próxima, dijo el martes el director científico de la entidad, Olivier Rabin.

El ciclista español Alberto Contador, campeón del Tour de Francia, dio positivo de clembuterol en la carrera del año pasado, pero dijo que había consumido inadvertidamente la sustancia en un filete de carne contaminada.

Cinco jugadores mexicanos también dieron positivo de clembuterol este mes, pero la federación de fútbol de ese país atribuyó los resultados a carne consumida en un campo de entrenamiento local antes de la Copa de Oro que se está disputando en Estados Unidos.

En declaraciones realizadas antes de un simposio sobre detección de dopaje, Rabin dijo que los responsables podrían haber encontrado "una manera de proceder" que permitiría que se considerara el "contexto" antes de que se imponga una sanción automática de dos años a los atletas que dan positivo por la sustancia de mejora del rendimiento.

"Hay muy pocos casos de clembuterol, así que no es imposible abordarlos de una manera individual", señaló Rabin.

"Podríamos hacer recomendaciones al comité ejecutivo de la WADA para decir que por encima de cierto nivel es definitivamente dopaje y que a otro nivel podría haber consideraciones adicionales en un contexto de resultados previos o futuros resultados del atleta", agregó.

CUESTION DE CONTEXTO

La dirección de la WADA tendría que aprobar cualquier cambio en su reunión de septiembre, pero podrían concretarse las propuestas en una reunión de su Grupo Experto en Laboratorio la próxima semana en Montreal.

"El temor a la contaminación de la carne con sustancias dopantes no es nuevo. Antes estuvo la testosterona y ahora nos enfrentamos al clembuterol. Con un número limitado de países existe el riesgo de que la carne pueda estar contaminada por clembuterol, algo que está en la literatura científica", manifestó Rabin.

"Tenemos que ser cuidadosos porque la concentración no es siempre del mismo orden de magnitud. Tenemos que tener en cuenta el contexto", añadió.

Contador, tres veces ganador del Tour de Francia, había sido suspendido por un año en septiembre por la Federación Española de Ciclismo (RFEC) luego de que se encontraran rastros de clembuterol en su orina.

Sin embargo, la sanción fue levantada en febrero después de que la RFEC aceptara la explicación del corredor de que había comido carne contaminada.

La WADA y la Unión Ciclista Internacional (UCI) apelaron contra la decisión ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (CAS, por su sigla en inglés), pero hasta que tome una decisión en agosto, Contador podrá defender su título del Tour en la carrera que se disputará del 2 al 24 de julio.

El clembuterol, utilizado para reforzar la musculatura y reducir la grasa en la ganadería, produjo dopajes en atletas de China y también en México, aunque Rabin dijo que España tiene estrictas normas sanitarias en la producción de carne, reiterando una vez más la cuestión del contexto.

La reunión de científicos que se celebra del 15 al 16 de junio en Roma se centrará en fórmulas de detección de las hormonas proteicas en la sangre, una práctica cada vez más común entre los que se dopan.

BVC