Roberto Kelly indagó con los preparadores físicos de los Sultanes de Monterrey en dónde estaban las deficiencias de la plantilla y la respuesta fue que había muchas en el aspecto físico y mental.

Se implementó un plan físico para los jugadores y el manager de la novena regiomontana explica: “Después los jugadores van a entender la razón (...) Tenemos que entender algo, como atleta querrás hacer algo, pero si el cuerpo no te lo permite... Entonces, estamos preparando al cuerpo para que ellos puedan llegar a donde quieran físicamente”.

Otro de los aspectos a trabajar es la mentalidad de los peloteros.

El manager de Monterrey sabe que la competencia no será sencilla, porque todos buscarán el mismo objetivo, pero ha hecho énfasis en que la novena se caracterice por tener un estilo de beisbol agresivo.

El exshortstop Brian Bocock  declaró al periódico SFGate que Roberto tenía una regla en los Giants: no robar base cuando el equipo iba ganando o cuando tenía una desventaja de cinco o más carreras.

El originario de Panamá disputó 14 temporadas en las Grandes Ligas (1987-2000), con ocho organizaciones. Ahora como manager de Monterrey pactó un contrato por tres años. La última ocasión en la que Sultanes fue campeón fue en el 2007.

“Nadie en la organización de Sultanes es más exigente que yo. Voy a hacer mi trabajo: motivar a estos muchachos, no voy a bajar la guardia porque hay un contrato de tres años, yo quiero ganar los tres años. Me gusta la competencia, me gusta el reto y por eso estoy aquí”, enfatiza el exbeisbolista panameño en entrevista realizada por El Economista.

Su carrera comenzó como manager en el 2004, con los Diablos Rojos del México, al sustituir al dominicano Bernie Tatis.

Posteriormente, tuvo a su cargo durante tres años la sucursal de San Francisco en Clase A (Augusta GreenJackets), y en el 2007 fue contratado por San Francisco como coach de primera base e instructor de bateo, también fue coach de tercera base. Con los Giants trabajó durante una década, en la que ganó en tres ocasiones la Serie Mundial (2010, 2012 y 2014).

¿Cómo cambia la perspectiva después de ganar tres series mundiales?

Cuando uno comienza a ganar se da cuenta, uno siente por qué es bueno y quién no quiere mantener ese nivel.

Al contrario, es cuando uno quiere más porque uno ha experimentado eso y lo bien que se siente, así que uno sigue buscando cómo llegar ahí.

Sultanes tendrá su primer juego de la temporada de la LMB este viernes ante Saltillo.

[email protected]