Washington.-El presidente Barack Obama felicitó al entrenador de Los Lakers de Los Angeles, Phil Jackson, y al equipo por su conquista del campeonato de la NBA por segunda temporada consecutiva.

Obama, gran aficionado al baloncesto, también felicitó a Jackson por haber logrado el undécimo título de su carrera como entrenador.

En conversación telefónica, Obama dijo a Jackson que la serie entre los Lakers y los Celtics de Boston fue grandiosa y digna de la rivalidad entre ambos conjuntos, según la Casa Blanca.

Obama afirmó que esperaba felicitar en persona a los jugadores en la Casa Blanca.

Los Lakers superaron una desventaja en el último cuarto y derrotaron el jueves por 83-79 a los Celtics en el séptimo y último partido de la final de la NBA.

LOS LAKERS MODERAN CELEBRACIóN POR CAMPEONATO

El equipo de Los Angeles decidió festejar su conquista del campeonato de la NBA con una celebración más modesta que en el pasado.

En su desfile, los Lakers evitarán el lunes el distrito comercial del centro de la ciudad y no realizarán las grandes concentraciones que han atraído a miles de aficionados en otros años.

Aunque será de menor magnitud, la celebración costará unos dos millones de dólares, incluido el tiempo extra de la policía y otros servicios de la ciudad que serán cubiertos por los Lakers, dijo el viernes el portavoz del equipo, John Black.

Se prevé que entre medio millón y dos millones de personas formen una valla a lo largo de poco más de tres kilómetros (dos millas) en la ruta del desfile, desde el estadio Staples Center y hasta el lindero de la Universidad del Sur de California, dijeron los Lakers en un comunicado.

Los jugadores emitirán mensajes a los aficionados desde los autobuses descubiertos de dos pisos en los que viajarán con el cuerpo técnico, empleados, los dueños y las animadoras del equipo.

Los festejos fueron reducidos de magnitud si se les compara con los de años anteriores, cuando incluyeron reuniones en el ayuntamiento o en el edificio del Departamento de Aguas y Electricidad, desfiles por el distrito comercial y concentraciones en el Staples Center .

Black explicó que moderar las concentraciones hará menos complicada y menos cara la celebración, en tanto que evitar el centro de la ciudad en el desfile facilitará la labor de la policía, los bomberos y otras entidades de Los Angeles.

"Uno quisiera que esto se prolongara lo más posible para disfrutarlo'', dijo. "Pero no puede durar para siempre''.

De inmediato no hubo respuesta a un mensaje dejado en la oficina de la alcaldía en busca de detalles sobre la participación de las agencias gubernamentales en el festejo.

Cuando el equipo conquistó el campeonato en la temporada del 2009, el desfile evitó el centro de la ciudad. Comenzó en el Staples Center y concluyó en el Coliseo Memorial de Los Angeles con una reunión en que participaron unos 95.000 aficionados.

Los Lakers y otros sectores terminaron entonces sufragando la mayor parte de la celebración, la cual recibió severas críticas porque significó un gasto de dos millones de dólares a la ciudad, la cual tenía problemas de financiamiento.

BVC