En medio de la discusión sobre el reglamento de competencia, que permite más jugadores naturalizados en el futbol mexicano, surgen los cuestionamientos sobre el nivel de los futbolistas extranjeros que llegan a nuestro país. ¿Qué calidad y prestigio tienen los refuerzos del balompié nacional?

Datos recabados por El Economista, del portal especializado en finanzas deportivas Transfermarkt y la consultoría brasileña Pluri, revelan que los 19 jugadores que llegaron para el torneo Clausura 2014, procedentes de ligas foráneas, alcanzan un valor promedio de 1.6 millones de dólares; dicho monto es equivalente a ocupar el sitio 158 en la cotización entre los jugadores que participan en la Liga Bancomer MX.

Es decir, en cuanto a cotización, los extranjeros no llegan como los mejores a nuestro futbol. Aunque no siempre fichar a un jugador cotizado reditúa en un buen rendimiento deportivo, las transferencias de jugadores extranjeros al futbol nacional otorgan un panorama sobre la capacidad financiera de los clubes mexicanos y la oportunidad de comprar al mejor talento del continente.

Por ejemplo, Alex Colón llegó a Pachuca, procedente de Deportivo Quito de Ecuador, con un valor en su carta de 3.1 millones de dólares. La cifra le hacía ocupar el cuarto sitio entre los futbolistas más cotizados del futbol ecuatoriano, pero al llegar a la Liga MX ocupa el lugar 28 de los jugadores con más valor en el torneo.

Fue precisamente de la Liga de Ecuador de donde más jugadores llegaron a los equipos mexicanos, con un total de cuatro. El jugador más valioso alcanza 3.5 millones de dólares, lo que lo ubicaría en el lugar 18 de la Primera División de México.

Pluri posiciona a la Liga MX como la segunda con más valor en el continente, sólo detrás de Brasil. El valor promedio de un futbolista en México alcanza 1.2 millones de dólares, pero de los extranjeros que jugarán los próximos seis meses en nuestro país, apenas una decena supera esa cifra.

Casos como Maikon Leite y Diego Lagos reflejan los fichajes que hace el futbol mexicano en Brasil y Argentina, respectivamente. El volante que llegó a Atlas participaba con Palmeiras, en la Segunda División carioca. Cotizado en 1 millón de billetes verdes, era el jugador 12 según su valor en el certamen brasileño.

Lagos, refuerzo de Pumas, participó con Rosario Central; Transfermarkt le otorga como valor 950,000 dólares, que lo ubican en el lugar 170 del futbol argentino.

Considerando a los tres jugadores que llegaron del futbol europeo, la situación empeora. Ninguno se encuentra entre los primeros 150 jugadores con más valor del torneo que provienen. Hernán Pellerano (2 millones de dólares) era el lugar 286 en la Liga de España, cuando participaba con Almería.

Monterrey contrató a Víctor Ramos, que se ubicaba en el lugar 255 en el futbol belga con 680,000 dólares; Emanuel Herrera tenía el lugar 174 dentro del futbol de Francia, con sus 2.7 millones de billetes verdes como valor de su carta, y ahora jugará con Tigres.

Desde el 2009, con las llegadas de Santiago Solari y Daniel Montenegro, los equipos mexicanos no apuestan por contratar figuras internacionales, modelo que históricamente ha impulsado el futbol estadounidense y que ahora pudo contratar a Michael Bradley, lugar 110 en la Serie A de Italia con sus 8.8 millones de dólares, y Jermain Defoe, lugar 148 en la Premier League de Inglaterra, con un valor de 11 millones de billetes verdes.

Infografia

[email protected]