A veces las malas cosas de la vida vienen en cadena y Neymar está metido ya en muchos problemas. Su valor está en peligro y peor, su prestigio ya está dañado.

El diario Folha de São Paulo, publicó que Neymar está siendo investigado por evadir más de 15 millones de euros de impuestos en el pago de su traspaso desde Santos al Barcelona.

Por el momento, se reporta que hasta 36 propiedades a nombre de Neymar Jr, de su familia o empresas, ya fueron bloquedas por la Hacienda brasileña en el marco de una investigación de presunto fraude fiscal del futbolista brasileño, que debería al fisco del país.

Entre estas propiedades habría dos mansiones en las que el jugador reside habitualmente cuando está en Brasil y que compró en el 2011 gracias al pago que recibió del Barcelona por el traspaso desde Santos.

De acuerdo al diario Folha de São Paulo, el Barcelona pagó 40 millones de euros a una empresa propiedad de su padre en tres pagos (en 2011, 2013 y 2014) que las autoridades entienden que iba para el jugador y que se hizo a través de la empresa para tributar bajo el impuesto de sociedades (17%) evitando 27.7% que tendría que haber pagado de haber recibido ese dinero a título personal.

Las propiedades se han bloqueado como fianza, aunque Neymar puede seguir residiendo en ellas con normalidad pero no puede venderlas. En abril, el fisco también le bloqueó un helicóptero y un avión privado por el mismo motivo.

El pasado 28 de mayo, el jugador llegó al entrenamiento de la Selección de Brasil en un helicóptero negro de la marca Mercedes-Benz Airbus H-145, con un valor estimado en 15 millones de dólares.

Neymar también posee un jet privado de 13.5 millones de dólares, que una vez mostró en sus redes sociales cuando se lesionó a principios de año.

Pero el gusto duró poco. Hace menos de un mes, Neymar fue denunciado por la modelo Najila Trinidad por presunta violación.

El jugador ya declaró ante las autoridades de São Paulo y negó los cargos.

En lo deportivo, el delantero del PSG se cayó de la lista definitiva de la Copa América por culpa de un esguince de tobillo que le tendrá cuatro semanas de baja.

Brasil no ha ganado la Copa América desde su éxito en el 2007 en Venezuela, por lo que sería el primer trofeo de la Copa Neymar si ganara para su país.

Según el Observatorio de Futbol CIES, el delantero ha perdido mucho valor en el mercado de fichajes desde principios del 2019, principalmente debido a sus repetidas lesiones.

El jugador más caro en la historia del futbol fue reclutado a 222 millones de euros por el PSG en el verano del 2017. Dos años más tarde, su valor sería de entre 120 y 150 millones de euros de acuerdo con el CIES, que ha actualizado sus estimaciones sobre el mercado de transferencia global.

Neymar figura ahora en el segundo nivel de los jugadores con más potencial comercial, por ejemplo, al nivel de sus compatriotas Philippe Coutinho y Roberto Firmino. El delantero brasileño ha visto caer su calificación en los últimos meses, ya que, según Marca, todavía estaba valuado en 213 millones de euros a principios del 2019 por el mismo organismo.

A los 27 años y mientras tiene tres años de contrato en París, la evaluación del CIES toma en cuenta factores como sus lesiones o las acusaciones de violación.

Al Khelaifi: “A Neymar nadie le obligó a firmar aquí”

El presidente del Paris Saint-Germain (PSG), Nasser al Khelaifi, aseguró que a Neymar Jr “nadie le obligó” a firmar por la entidad parisina, que “nadie le empujó” a hacerlo, así como que vino “con pleno conocimiento de causa para sumarse a un proyecto”.

En una entrevista que France Football publicará este martes y de la que se han adelantado algunos extractos, al Khelaifi afirmó: “Quiero jugadores dispuestos a darlo todo para defender el honor de la camiseta y unirse al proyecto del club. Ya hablaremos con los que no quieran o no lo entiendan. Por supuesto que hay contratos que deben respetarse, pero la prioridad a partir de ahora es la adhesión total a nuestro proyecto”.

En mayo fue suspendido tres partidos tras golpear a un aficionado al subir a recoger la medalla de subcampeón de la Copa tras haber perdido en la final ante el Rennes. Poco después Tite le quitó el brazalete de capitán de la selección brasileña.

La UEFA también le sancionó tras las críticas que vertió hacia el árbitro esloveno Damir Skomina tras la derrota en la Champions ante el Manchester United.

“Es una vergüenza. Ponen a cuatro tipos que no saben nada de futbol para seguir las repeticiones. Que se vayan a la mierda”, escribió Neymar en sus redes sociales. La Comisión de Disciplina de la UEFA le impuso tres partidos de suspensión.

Ahora, el destino de Neymar está en manos de la justicia.