México se impuso con autoridad en los cuartos de final de Tokio-2020 a Corea del Sur, con marcador de 6 goles contra 3, con doblete y actuación destacada de Sebastián Córdova, dos tantos más de Henry Martín, uno de Luis Romo y otro de Eduardo Aguirre.

El combinado de Jaime Lozano se mete en la lucha de las medallas tras completar un gran partido este sábado en Yokohama, llegando a semifinales por segunda vez en su historia olímpica, fase que ya superó en Londres-2012 para conseguir el oro ante Brasil, su próximo rival en estos Juegos.

"Va a ser un partido difícil, siempre son ellos los favoritos, pero vamos a pelearlo y a competirlo. Ya veremos qué pasa", dijo "Memo" Ochoa, refiriéndose a su próximo rival en estos Juegos, en declaraciones a Marca Claro al término del duelo de cuartos.

Para reeditar esa gran final que se vivió en territorio británico, los mexicanos tuvieron que superar a un rival que salió con todo, pero que se encontró con un primer golpe de México.

Un centro servido al segundo palo lo rescató con la cabeza Luis Romo antes de que saliera por línea de fondo, devolviendo la pelota a la zona de peligro, donde apareció Henry Martín (minuto 13) para rematar al fondo de la red el 1-0.

Corea del Sur, que superó la fase de grupos con once dianas a favor y ninguna en contra, también demostró su potencial goleador antes de llegar al ecuador del primer tiempo, cuando Dong-Kyeong Lee (20) firmó el primero de sus dos golazos con un lanzamiento desde fuera del área.

México reaccionó rápido y consiguió ponerse en ventaja de nuevo tras un gran pase de Ernesto Vega que Luis Romo (30) bajó en el área con pierna derecha y convirtió en gol, sin dejarla caer, con la izquierda.

Antes de que llegara el descanso, el Tri no desaprovechó la oportunidad de poner tierra de por medio con un penal que transformó Sebastián Córdova (38).

Goles, set y semifinales

El huracán de goles siguió su curso al poco de la reanudación, con otro gran tanto de Dong-Kyeong Lee (52), con un potente disparo inalcanzable para el arquero "Memo" Ochoa, y la respuesta inmediata de Henry Martín, cabeceando a la red tras una acción de libre directo que tuvo que aprobar el VAR.

"Un golpe no me iba a dejar fuera, puede más el querer buscar una medalla y estamos ahí metidos peleándola, que es lo queríamos. Estamos a un pasito de hacer historia", dijo Henry Martín a Marca Claro, cuestionado por la posibilidad de no haber jugado el duelo de cuartos por molestias físicas previas.

Cuando Corea del Sur buscaba un nuevo descuento, apareció Sebastián Córdova (63) para firmar una obra de arte, con un disparo desde fuera del área que tocó en el ángulo izquierdo del arco de Bum-Keun Song antes de que subiera el quinto al luminoso.

Con el duelo prácticamente sentenciado, Jaime Lozano metió cinco cambios, siendo dos de esos hombres ingresados en la cancha los que completaron el set.

Diego Lainez gambeteó a dos defensores en el costado derecho del área y puso la pelota para Eduardo Aguirre (85), que se revolvió bien dentro del área para girarse y marcar su segundo tanto en estos Juegos.

En el alargue, a la salida de un saque de esquina, Ui-Jo Hwang (90+1) maquilló el resultado para una Corea del Sur que no podrá luchar por las medallas, algo que únicamente pudo hacer en Londres-2012, cuando ganó el bronce ante Japón (2-0).

Este martes, en el estadio de Kashima, México y Brasil protagonizarán un duelo sudamericano por un puesto en la gran final del próximo sábado, donde también aspiran llegar Japón y España en la disputa de la otra semifinal.