Las Grandes Ligas tienen un negocio por explotar para un futuro cercano. De acuerdo con un estudio realizado por Nielsen, los equipos de la MLB pueden tener mayor impacto de marca e ingresos por contratos de publicidad como ninguna otra liga en Estados Unidos en caso de utilizar parches anunciando alguna compañía en sus camisolas.

En los últimos años, el beisbol profesional en Estados Unidos ha buscado otros métodos para monetizar a nivel global, por ello ha llevado juegos oficiales fuera del país (Japón, México o Gran Bretaña), además de no perder audiencia televisiva, como ha ocurrido en los últimos años según datos de Sport Business.

El estudio de Nielsen documenta que cada equipo pueden generar un impacto de marca de al menos 11 millones de dólares durante una temporada en caso de llevar un parche publicitario, es decir, 330 millones en el conjunto por sus 30 franquicias.

Según estimaciones de Forbes indican que un equipo de la Gran Carpa además puede llegar a cobrar hasta 7 millones de dólares anuales por llevar publicidad, ingresos con los que hasta ahora no cuenta ninguna organización de la Liga.

La prueba —que ya se realizó en los partidos de Londres y Japón— se produce después de que el vicepresidente de Negocios y Ventas de MLB, Noah Garden, le dijo a Sports Business Daily el mes pasado que la Liga esperaba lanzar parches en las mangas en los próximos tres años a más tardar.

No es la primera vez que una Liga profesional busca comercializar las camisetas o jerseys: en el tenis y en la NBA ya tienen permitido llevar publicidad, lo que hace una década era imposible.

El consejo de dueños de la NBA anunció en el 2016 un programa piloto para que los equipos pudieran llevar anuncios en sus camisetas a partir de la campaña 2017-18. “Se trata de que haya más inversión en los equipos y en los jugadores. Además, la imagen de la NBA tendrá mayor promoción a través de todo el mundo”, declaró en aquel momento Adam Silver, comisionado de la Liga.

Sport Business Journal informó que algunos equipos de las Grandes Ligas incluso han comenzado a comunicarse con las agencias de marketing sobre las estimaciones de precios, a pesar del complejo proceso al que proyecto aún debe someterse, incluida la aprobación de la Asociación de Jugadores de MLB.

Basado en su análisis, Nielsen estimó que una colocación de publicidad de manga en los partidos de la MLB aparecería en la cámara casi tres veces más a menudo que uno de la NBA: 289 instancias por juego promedio en Grandes Ligas contra 112 en la NBA, y 12 minutos por juego en comparación con los 4 minutos y 41 segundos de la NBA.

Algunos sitios de negocios deportivos comentan que la medida no tendrá complicaciones para ser aprobada y entraría en vigor a partir del 2022, justo cuando aplique un nuevo contrato colectivo. Lo que falta por analizar es cuántos anuncios serán permitidos y las medidas que tendrían que tener todos para estandarizarlos.