Inicia la cuenta regresiva para la número uno lorena ochoa juega su último torneo como golfista profesional en activo, el Tres Marías Championship, junto con el Sybase Classic, los únicos que ha ganado en tres ocasiones.

A partir de hoy busca su cuarto triunfo en Morelia.

La tapatía permaneció tres años como la número uno en la LPGA. Durante su estancia como profesional del 2003 al 2008 ganó 27 títulos, entre ellos dos Majors: el Abierto Británico y el Nabisco.

En la lista de triunfos en su carrera ocupa el sitio 19, empatada con Jane Blalock, con 27 triunfos.

En el 2002, en el Tour Futures se acreditó tres torneos y fue nombrada como Jugadora del año. El 2007 fue su mejor año como profesional al ganar ocho torneos.

En el 2008 ganó siete. Es cuarta en score, los tres primeros lugares los ocupa Annika Sörenstam; en el 2006 fue líder en 89 rondas y registró un promedio de 69.2360 golpes por ronda.

Es tercer lugar en el histórico de ganancias con 14.81 millones de dólares, detrás de Sörenstam y Karrie Webb, con 22.57 y 15.43 millones cada una. En tres años consecutivos, el 2006, el 2007 y el 2008, fue líder de ganancias.

Además, en este rubro fue la golfista que más rápido sumó hasta 13 millones de dólares.

En el 2007 sumó 4.36 millones de dólares, la más alta suma ganada por una jugadora en la LPGA.

Pero todo comenzó cuando tenía cinco años. Lo primero que ganó fue el premio del estado de Jalisco a los seis años. Su primer evento nacional fue a los siete años. Además obtuvo 27 premios en el estado de Jalisco y 44 premios nacionales en México.

A los ocho años, Ochoa estaba ubicada en el primer lugar del ranking junior.

De hecho, ganó cinco premios consecutivos en el Junior World Golf Championships en 1990, 1991, 1992, 1993 y 1994, y también fue campeona, dos veces, de la Copa Japón a los nueve y 11 años.

Lorena ingresó a la Universidad de Arizona en el 2000. Participó en 20 torneos, ganó en 12 ocasiones y terminó en segundo lugar seis veces y nunca quedó fuera del top 10.

Sin triunfos en el tour desde octubre del 2009, cuando conquistó el Navistar LPGA Classic, Lorena busca el broche de oro para el final de su carrera.

En este año ha disputado cuatro torneos y su mejor posición hasta el momento la obtuvo a inicios de abril, al quedar en el cuarto lugar del Kraft Nabisco Champiosnhip, primer Major de la temporada.

Los números de Lorena no se detendrán. Sea o no profesional seguirá intentando terminar sus rondas bajo el par de campo, al menos en sus exhibiciones o en sus recorridos entre familiares y amigos. Adiós, Lore.