Jugar en canchas alternas, recibir sueldos bajos o no contar con condiciones óptimas de traslado a sus partidos, no ha sido impedimento en la Liga MX femenil para dar pasos hacia adelante.

A tres años de su lanzamiento el futbol femenil suma patrocinadores propios, el acompañamiento de BBVA Bancomer, el aumento gradual de la asistencia y la proyección comercial de sus futbolistas.

“La inclusión de las jugadoras en sus plataformas comunes como la presencia de Daniela Espinosa en el lanzamiento del jersey del América. Hay ciertos patrocinadores que ya están presentes a nivel individual en los jerseys del equipo femenino,todas esas son señales que las cosas se están haciendo bien y que comparado a 2 años atrás es un avance increíble”, compartió Guillermo Zamarripa, fundador de la agencia de representación The Marketing Jersey.

De acuerdo al diario La Jornada, los sueldos de las jugadoras van los 2,500 hasta los 30,000 pesos mensuales para un pequeño grupo en clubes como Tigres, Monterrey o América y el resto no recibía más de 6,000. Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), explicó que no se trata de un tema de género, sino que al no generar ganancias es difícil homologar los sueldos con el resto de las categorías, además de que la liga debe generar de manera natural sus propios ingresos.

“Si por orden de la FMF se dice que las chicas van a ganar cierta cantidad donde clubes no puedan soportar estos tendrían que desaparecer. Debemos ser cuidadosos”, comentó el directivo en febrero pasado en el Sports Summit MX 2020.

Armando Escamilla, director de la consultoría Patroria, indicó que en la Liga MX femenil se han dado pasos en la búsqueda de ingresos aunque por el momento, la crisis económica a nivel mundial podría representar un freno en el interés de las marcas.

“Los equipos han buscado que el patrocinio del futbol femenil empiece a ser sustentable y se separe de la playera de los hombres para poder generar ingresos propios. Esta tendencia tendrá que mantenerse aunque será un poco más complicado (durante la recesión económica)”, dijo el especialista.

Para Guillermo Zamarripa, la capacidad de generar recursos para sostener a todo un equipo aún está lejos, sin embargo, que equipos como Tigres o Rayadas comiencen una descentralización con patrocinadores propios muestra que se está avanzando en la dirección correcta.

Gerardo Molina, CEO de Euroamericas Sports Marketing, resaltó el crecimiento que ha tenido el futbol femenil en cuanto a la cantidad de patrocinadores que invierten en él, además del apoyo que está recibiendo de la FIFA para la promoción y desarrollo.

“No solamente la banca (BBVA), sino patrocinadores de otros rubros encuentran en el futbol femenino un acercamiento de sus marcas. Estimamos un crecimiento de un 30-35 por ciento para el próximo año, sin tomar en cuenta la duración, extensión y finalización de la pandemia. Estimamos todo con mucho tiempo y la pandemia está haciendo un escollo para que nuestros números se vean bastante modificados”, explicó el especialista.

Al finalizar el torneo Apertura 2019, la cerveza Corona publicó a través de su cuenta de Twitter que cubriría el sueldo de un torneo para cada integrante de la escuadra de las Rayadas de Monterrey, luego de que su directiva les entregara solo un IPad por ganar su primer título de Liga MX Femenil y haber ganado 16 de sus 18 encuentros de temporada regular.

Covid-19 una pausa al crecimiento del futbol femenil

El futbol femenil había logrado consolidar en los últimos años avances en ingresos por derechos de transmisión, audiencia, valor en el mercado comercial y derechos laborales. De acuerdo a los especialistas, en el mejor de los casos este crecimiento acelerado se verá frenado a causa de los estragos que ha generado la pandemia, mientras que en el peor de los escenarios los clubes podrían desaparecer.

“No va a ser una recuperación rápida, yo calculo entre 24 y 36 meses que son 2 o 3 años para llegar un poco a donde estábamos antes. Hay variables que si se dan pueden acelerar un poco el crecimiento: si podemos tener una competición sana, sin riesgos a partir del siguiente torneo o en un año y si por ahí hay inyección de patrocinadores se podría recuperar un poco más rápido” analizó Zamarripa.

Recientemente FIFA y FIFPRO acordaron colaborar para acelerar el desarrollo del fútbol femenino profesional y mitigar el impacto de la pandemia de coronavirus, la inversión de 1,000 millones de dólares que tenía presupuestada para 2019 y 2022 no se verá afectada, y los recursos se destinarán a desarrollar una gama de áreas en el fútbol femenino, incluidas las competiciones, el desarrollo de capacidades, la gobernanza y el liderazgo, la profesionalización y el desarrollo técnico.

El panorama internacional ya empieza a dar señales de las afectaciones de la suspensión de los deportes en el ámbito femenil: a la par que los equipos varoniles de la Premier League regresaron a los entrenamientos se anunció la cancelación de la liga femenina en Inglaterra; en el mismo país, aunque en la tercera división, ocurrió la disolución del primer equipo femenil, el AFC Fylde Women; y en Europa la reducción de sueldos para mitigar el daño económico de los clubes se aplicó también a los equipos femeninos.

“Nosotros como agencia ya lo empezamos a ver a nivel mercado: en los clubes ya no queda presupuesto para invertir de más, incluso a nivel europeo algunos clubes nos dicen ‘nos están cortando el presupuesto y en vez de tener a 23 jugadoras voy a tener a 21’, incluso unas ofertas que teníamos en algunos clubes europeos se han caído”, ejemplifica Zamarripa.

En España al verse reducidos los sueldos las futbolistas, éstas tienen la posibilidad de recurrir a ayuda legal a causa de desempleo. El agente indicó que en México la medida de ajustes salariales se ha aplicado aunque no en la mayoría de los clubes, de llegar a hacerlo no existen regulaciones legales que protejan a las futbolistas de tal impacto económico.

“Lo que también es cierto es que para ahorrar lo primero que reducen y con los primeros que negocian es con el equipo varonil porque ahí es realmente dónde van a salir las medidas de contención, el plantearse reducir el 50% en las plantillas femeninas realmente el impacto es nulo”.

De acuerdo con la encuesta Global Sports Salaries, durante la temporada 2017-18 las futbolistas de la Liga MX femenil percibieron un sueldo anual de 2,184 dólares, es decir, cerca de 3,500 pesos mensuales en promedio; un sueldo cinco veces menor que la liga de futbol que le precedía, la australiana y 23 veces menor que la que encabezaba el listado entre el balompié femenil, la francesa.

Recortes unilaterales en el futbol femenil

Fabiola Vargas, directora técnica de Centellas del Necaxa, indicó a este diario que por el momento en el plantel el tema salarial no es una inquietud ni para ella ni para las futbolistas puesto que se han respetado sus contratos. Selena Castillo, mediocampista de Juárez FC indicó a Milenio un escenario similar. Otros equipos como Pumas, Querétaro, Atlas y Santos indicaron que el recorte no afectaría a sus divisiones femeninas.

Lo mismo que expresaron del club Pachuca Alejandría Godínez y Ana Paola López a través de sus redes sociales, aunque por el mismo medio denunciaron, sin revelar identidades, recortes unilaterales a compañeras de otras instituciones a quienes habían reducido el 50% de sus sueldos.

“Con el 50%, no creo que se pueda sostener este nuevo estilo de vida de un futbolista profesional en cuarentena. Tomando en cuenta que ahora todas las comidas son por tu cuenta. Y que muchas pagan renta y demás”, publicó la guardameta de Tuzas.

Entre otros efectos, la mudanza de Monarcas de Michoacán a Mazatlán parece inminente y, de acuerdo a Medio Tiempo, al día domingo la directiva no le había comunicado nada a las futbolistas quienes tenían la incertidumbre de lo que pasaría con sus contratos, de si contarían con el apoyo para vivir y entrenar y sobre si el mercado de altas y bajas será latente.

—¿Cuál es la recomendación que desde la agencia están haciendo a las futbolistas para intentar mitigar el golpe financiero?

“A las jugadoras que se les acabó el contrato en este periodo ya sea por temas de renovación o por temas de conseguir otro equipo ya sea quedarnos en México y Europa o regresar de Europa a México estamos siendo muy agresivos en ese círculo para poder cerrar contratos lo más rápido posible, no es momento de negociar a la alza ni de estar esperando a que llegue el contrato ideal” respondió Guillermo Zamarripa.

El director de The Marketing Jersey indicó que es cuestión de semanas para conocer el impacto que tendrá la suspensión y cancelación del torneo en el futbol mexicano femenil: “Los clubes naturalmente una vez entendiendo cuál va a ser la repercusión económica van a empezarán a ajustar presupuestos, a recortar algunas posiciones que a lo mejor no son necesarias y de ahí ojalá que nos dé todavía para tener una liga con los mismos equipos y que podamos empezar no de cero porque ya lo que está construido ahí está”.

[email protected]