La Premier League es la liga de futbol que más dinero ingresa en el mundo, más de 5,000 millones de euros, y es un modelo a seguir para el resto de competencias de su deporte, al menos en el discurso, pero hay un lado oscuro en el torneo inglés: sus finanzas.

El 9 de junio la firma de análisis financiero Vysyble adelantó resultados de su reporte de los clubes de las dos primeras divisiones del futbol inglés, donde dice que los equipos de la Premier se combinaron para una pérdida de 670.3 millones de euros en la temporada 2018-19, es decir, una crisis económica antes de la pandemia. Al sumar la segunda división, la cifra llega a los 1,014 millones de euros, mientras los ingresos se acercan a los 6,000 millones.

Las razones de esta debacle financiera es la dependencia del futbol en los derechos de transmisión y los altos costos de los salarios.

“Nuestros datos han demostrado consistentemente que el futbol ha sido el dueño de su propia desgracia con una excesiva dependencia de los ingresos de la televisión, las proporciones de costos de personal a ingresos regularmente superiores a los límites operativos seguros (la guía de la UEFA recomienda el 70%) y la falta de reconocimiento de claves dinámicas y tendencias financieras”, dijo Roger Bell, director de Vysyble.

“Los últimos números de pérdidas ya habrán colocado a los clubes de la Premier League en una posición muy difícil antes de los sucesivos y devastadores eventos relacionados con la salud pública. El virus Covid-19 no es la causa de las dificultades financieras del futbol, es simplemente el acelerador de lo que nuestros datos han identificado de manera muy clara y correcta como un problema a largo plazo”, agregó.

De modo que la crisis no viene del coronavirus, sino de su modelo financiero, lo que cuestiona la percepción de que se trata de la liga de futbol más rica del mundo.

El análisis de Vysyble se basa en el beneficio económico, “una métrica de rendimiento más exigente que representa todos los costos de hacer negocios, incluyendo impuestos y el costo de capital social”. La firma contabiliza un ingreso colectivo en la Premier de 40,346 millones de euros desde 2009, pero pérdidas de 3,040 millones y apenas con el 36% de los clubes con ganancia económica anual.

Desde 2009, los equipos de la máxima categoría inglesa han tenido ganancias colectivas en 2 de 11 temporadas: en 2016-17 con 250.7 millones de euros y en 2017-18 con 35.3 millones.

Del total de los ingresos de los clubes, el 60%, en promedio, se deriva de los derechos de transmisión. “Los ingresos por transmisión representan aproximadamente el 60% de la facturación de los clubes de la Premier League, pero si dependes de una sola fuente de ingresos y no tiene planes de contingencia, siempre estarás en riesgo”, declaró Kieran Maguire, profesor de finanzas de futbol en la Universidad de Liverpool y autor del blog Price of Football, para The Athletic.

Pero hay mejores percepciones sobre la Premier League, como la de Stefan Szymanski, profesor de administración deportiva en la Universidad de Michigan y autor del best-seller Soccernomics.

“El problema es que todo este análisis está en el vacío. Si va a decir que todo lo que sale mal se debe a la incompetencia sin tener en cuenta otros puntos de referencia o comparadores, entonces no hay defensa. La Premier League no es perfecta, pero ¿por qué están sujetos a un estándar de perfección? ¿A quién más estamos manteniendo en ese estándar? ¿Hay algún negocio que no esté en estado de pánico en este momento? ¿Qué otro deporte está yendo mejor en esta crisis que la Premier League?

“Esta es una de las organizaciones más exitosas del mundo, medida por el crecimiento anual durante 30 años. Entregan un producto excepcional para los consumidores. ¿A quién le importa si no pueden controlar sus costos?”, expuso Szymanski también para The Athletic.

[email protected]