Con una dramática victoria de los Toros de Tijuana por 4-3 en el juego cinco de la Serie del Rey definido en extrainnings, el conjunto del manager mexicano Homar Rojas regresará a casa el martes con la esperanza de que esta vez la condición de localía sea un factor a su favor para ser apenas el segundo equipo en las finales de la LMB en regresar de un 3-0 en la serie para levantar la Copa Zaachila.

En el encuentro del domingo por la noche, la novena norteña se mantuvo con la ventaja de 3-2 desde la tercera hasta la novena entrada, última en la que, ante el ex ligamayorista Fernando Rodney, el pelotero de los leones Alex Liddi produjo la carrera que envió el encuentro a extrainnings.

Xorge Carrillo devolvió la ventaja 4-3 a los astados con un imparable al jardín derecho y produjo la carrera de Gabriel Gutiérrez en el onceavo rollo. Aunque se complicó el cierre para la defensa tijuanense, un doble play acabó con las esperanzas de los Leones de coronarse ante su afición.

La serie final se encuentra 3-2 a favor de los yucatecos y aunque se volverá a trasladar a Tijuana, donde habrá juego el martes, y el miércoles de ser necesario, el factor de localía no ha sido determinante, pues sólo los Leones lograron ganar uno de sus tres juegos en casa.

“Ya pasamos la página. Hay que mirar la serie que está 3 a 2, no podemos quedarnos con la idea de que nos han ganado dos juegos seguidos, al contrario, vamos a Tijuana, jugamos muy bien allá, así que sólo tener un buen juego y lograr el campeonato”, dijo Luis Matos, manager de Leones.

Toros de Tijuana es uno de los equipos más jóvenes de la LMB, jugó por primera vez en la liga del 2004 al 2008 e hizo su reaparición en 2014. También es uno de los más exitosos del último lustro, con tres apariciones en la Serie del Rey desde el 2016, año en que obtuvo el subcampeonato, mientras que en 2017 se proclamó campeón. Si quieren levantar su segundo título tendrán que ser imbatibles en casa.

“No tenemos mañana, cada día que salimos a jugar en lo que resta de la serie es lo último que tenemos. Creo que el mérito lo tiene todo el equipo, todos los jugadores, han hecho un gran esfuerzo. Estoy muy contento y satisfecho con el esfuerzo que han hecho toda la temporada, pero en especial en esta serie. Nunca han dejado de pelear y ya tenemos dos triunfos importantes en Mérida”, dijo Homar Rojas.

Sólo un equipo en la historia de la LMB ha sido capaces de remontar una desventaja de 3-0 en la serie final, cuando hace 50 años (1971) los Charros de Jalisco, comandados por Benjamín ‘Cananea’ Reyes, se repusieron tras tropezar en los Juegos 1, 2 y 3 contra Saraperos de Saltillo. Los Toros mantienen la esperanza de ser el segundo equipo en lograr la hazaña.

“Estamos respondiendo, nos pusimos 3-0 contra la pared y habla del carácter que tiene este equipo. Sabíamos que estábamos en una situación difícil pero no nos íbamos a rendir. Es un gran rival pero sabemos el tipo de calibre que tenemos”, añadió Xorge Carrillo, catcher de los Toros.

deportes@eleconomista.mx