Desde que llegó a los Houston Rockets en el 2012, James Harden, ha sido cada vez mejor. En sus tres primeros años con el Oklahoma City Thunder promedió 12.7 puntos por partido. Desde su arribo a Texas, su media es de 29.2.

Cada año mejora en Houston. En los primeros dos, promedió más de 25, luego llegó a 27, 19, 30 y 36 la temporada pasada. En ésta, tras 10 juegos tiene en promedio de 37.3 unidades y supera los inicios de Michael Jordan en 1986-87 y 1988-89 con 36.9 .

El desempeño le ayudó a ser el Jugador Más Valioso en la campaña 2017-18, sumar 7 Juegos de Estrellas, ser líder de puntos por juegos las últimas dos temporadas y ser el tercer jugador activo con más unidades por partido (24.52) superado por LeBron James (27.14) y Kevin Durant (27.02).

Su éxito en la duela se refleja en sus ingresos. Acumula 148.2 millones de dólares en salario desde el 2009 y cobrará desde esta campaña hasta el 2023 más de 169 millones.

Según Forbes, es el quinto jugador de la NBA con más ingresos esta temporada: 55.2 millones, 38.2 de sueldo y 17 por patrocinios. Sus principales patrocinadores son Bodyarmor, Adidas, Electronic Arts y State Farm. Adidas lo firmó con un contrato a 13 años en 2015 que puede valer hasta 200 millones de dólares.

[email protected]