El capitán de la selección holandesa, Giovanni Van Bronckhorst, que se retirará del fútbol tras la final del Mundial de Sudáfrica, el domingo ante España, señaló que sueña decir adiós levantado el trofeo y alzar la Copa como algunos de sus grandes ídolos.

El ex jugador de Arsenal y Barcelona, de 35 años, que ahora milita en el Feyenoord de Rotterdam, dejará el fútbol tras una final del Mundial, como hizo el francés Zinedine Zidane hace cuatro años en Alemania 2006 cuando fue expulsado en la prolongación y su equipo perdió en los penales contra Italia.

"He estado soñando con una final del Mundial desde niño. Cuando era pequeño seguía todas las finales. Es un momento especial. Recuerdo como Maradona, Cafú y Dunga levantaban la Copa. Todos tuvieron ese privilegio y es un sueño poder hacerlo", dijo.

"Sería fantástico poder levantar esa Copa, para mí, para mi equipo y para todo el pueblo holandés", añadió.

A pesar de que sueñe con ganar a España y ganar el Mundial, el capitán holandés es consciente de que no será sencillo, aunque expresó que el equipo está confiado en lograr la hazaña.

"España ha jugado muy bien en los últimos años. Están demostrando lo buenos que son. Es un equipo difícil de batir, pero tenemos confianza de poder ganar. Cuando una juega una final, lo único que importa es ganar", afirmó.

"Queremos ganar, creemos en la victoria y vamos a salir con la fe y la creencia de que podemos conseguirlo", afirmó el lateral izquierdo.