“¡Vamos papá!; ¡qué golazo!; esta vez no se pudo, pero el siguiente partido ganarán”.

Son el tipo de mensajes que se pueden leer en el grupo de WhatsApp de la familia Vázquez Maradiaga durante los partidos del Necaxa.

Una familia con el futbol en la sangre, así lo dicta el árbol genealógico. Benito Vázquez Vera fue jugador de Necaxa a finales de los años 40. Su hijo Guillermo Vázquez Mejía en la época de los 60 destacó en el medio campo de Pumas, mientras que su nieto Guillermo Vázquez Herrera también fue mediocampista de los universitarios y actualmente se desarrolla como director técnico del Necaxa.

La verdad vivir el futbol de este lado se sufre mucho, para mí y toda mi familia”, comenta a El Economista Valeria Vázquez, hija del actual entrenador de los hidrorayos.

El apoyo de la familia es constante. Después de un partido siempre están ahí, aunque depende del resultado la forma de convivir. Cuando su equipo obtiene la victoria, buscan celebrarlo con una comida en algún restaurante. Mientras que después de una derrota, el estado de ánimo involucra quedarse en casa y pedir comida o realizar algo más privado.

El apoyo a su padre se basa más en WhatsApp, ya que por trabajos o estudios radican en lugares distintos. 

Sin embargo, siempre hay oportunidad de convivir. Los tres hijos hacen turnos los fines de semana para visitarlo en las ciudades en las que ha dirigido.

El ex jugador y ahora entrenador, cuenta con una actividad particular que lleva a cabo con cada uno de sus hijos.

Rolling Stones, The Beatles, Queen, entre otros, son una buena excusa para pasar tiempo con Natalia, la mayor de los tres, con quien tiene un vínculo relacionado directamente con la música. Ambos tiene una amplia colección de discos y una de sus principales actividades es asistir juntos a conciertos.

También comparte el gusto por la comida con Valeria. Ya sea realizar una receta juntos o visitar diferentes restaurantes. Mientras que Guillermo, el menor, es con el que más habla de deporte, ya sea futbol o automóviles. Inclusive, Guillermo perteneció al Club Zacatepec, aunque ahora realiza una maestría en deporte.

En su tiempo libre aprovecha para leer novelas, historia de México, desarrollo personal y futbol. Mientras que otra de sus principales actividades es ir al cine, donde acostumbra ver películas de acción, comedias, románticas y de hechos reales.

Uno de los momentos más complicados en la carrera del entrenador mexicano fue la derrota con Cruz Azul contra América en el Clausura 2013. Partido en el que a 36 segundos de ser campeón, le empataron el marcador y terminó perdiendo en penales.

Previo al final del encuentro, su familia y amigos tenían preparada su casa con pósters y decoración respecto al campeonato, sin embargo, tuvieron que cambiar los planes y buscaron cualquier tema para evitar el deportivo y distraerlo del ámbito laboral.

[email protected]