El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, aseguró que el Atlético de Madrid no tiene pruebas de que el Barcelona pactara con Antoine Griezmann su nuevo contrato antes del 1 de julio, momento en el que la cláusula de rescisión del francés bajaba de 200 a 120 millones de euros.

Bartomeu se refirió al comunicado del club rojiblanco en el que consideraba que 120 millones de euros es “insuficiente” para hacer frente a su cláusula, ya que el “compromiso” del futbolista “se cerró antes” de que ésta pasara de 200 a 120 millones

“He hablado con ellos y no creo que exista ninguna prueba. Entiendo que el Atlético defienda sus intereses, pero no veo que tenga ninguna evolución positiva, porque no hay pruebas ni nada. Contactamos con el entorno de Antoine (Griezmann) a finales de mayo, cuando anunció que dejaba el Atlético, y no hubo nada ni a finales de marzo ni a finales de abril”, defendió Bartomeu.

En cualquier caso, el máximo mandatario del Barcelona admitió que acometer el fichaje del jugador francés no fue nada fácil, porque los directivos del Atlético no aceptaron la propuesta del Barcelona para pagar el traspaso a plazos.

Bartomeu confirmó que el Barcelona pidió un préstamo de 35 millones a devolver en seis meses, mientras que los 85 millones restantes se financiaron a través de facturas pendientes de cobrar por la venta de jugadores.

“Son importes elevados y se requiere de unos días. Lo hemos hecho y hemos llegado hasta hoy”, dijo el presidente, quien celebró que, un año después de que el francés rechazara la oferta del Barcelona, haya aceptado fichar por el club.

“Los caminos se han reencontrado otra vez y es una buena noticia. Estamos muy satisfechos. Llegas de un gran equipo, de un gran club. La ambición es máxima y, evidentemente, es una contratación muy deseada, consensuada por los técnicos y aprobada por nuestro entrenador, Ernesto Valverde”, resaltó Bartomeu.

En acto de presentación, el técnico rehuyó de las preguntas referentes a una posible contratación del brasileño Neymar da Silva, si bien subrayó que, como cada verano, se intentará “seguir fichando a jugadores” para “mejorar al equipo”.

El Atlético de Madrid no se quedará de brazos cruzados y rechazó el pago de la cláusula de rescisión por los siguientes motivos:

“El Atlético de Madrid considera que la cantidad depositada es insuficiente para hacer frente a su cláusula de rescisión, puesto que es obvio que el compromiso del jugador y del Futbol Club Barcelona se cerró antes de que la citada cláusula se redujera de 200 a 120 millones de euros. También fue anterior a la fecha en la que se produjo la modificación de la cláusula la comunicación que el jugador realizó el 14 de mayo anunciando su desvinculación del club”.

En su reclamo, el Atlético de Madrid argumentó que Griezmann, representado por su abogado, dejó unilateralmente el contrato, y por lo tanto, emprenderá acciones legales en defensa de sus intereses.

•••

Griezmann se ilusionó ante la perspectiva de jugar junto a Lionel Messi.

“Estoy muy feliz y con mucha ilusión, con ganas ya de trabajar con el grupo y conocer a mis nuevos compañeros. Es un nuevo reto, tengo nuevos objetivos y quiero lograr cosas importantes. Ojalá pueda hacerlo lo mejor posible y dar una buena imagen”, aseveró.

“Quiero ganarlo todo, los objetivos del club son también los míos y ojalá pueda conseguirlos aquí. El Barça es un gran club y quiero ayudar a hacerlo más grande todavía. Tenía ganas de venir aquí”, aseguró.

Griezmann coincidirá en su nuevo equipo con sus compatriotas Samuel Umtiti y Ousmane Dembélé, compañeros en la Selección francesa.