Telmex, Claro, Telcel, Inter protección, Red Cola, Jalisco en México y Xades, todas gigantes y todas mexicanas, son las características de las principales marcas que patrocinan al piloto tapatío Sergio Pérez.

“El caso de la F1 es muy peculiar porque al final del día muchos patrocinadores están asociados con la nacionalidad de muchos pilotos (...), ocurre con Checo, a lo largo de los distintos equipos con los que ha estado, siempre ha tenido presencia alguna marca mexicana apoyándolo. En el caso de las marcas filiales de Telmex es muy evidente, Checo es el principal estandarte de lo que es la Escudería Telmex”, explicó a El Economista Francisco San José, catedrático de mercadotecnia deportiva de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.

Pemex se sumó a los patrocinadores de la escudería del mexicano en 2018, inmediatamente después de anunciar una pérdida de más de 350,000 millones de pesos. Según el ranking de las marcas más valiosas y poderosas del mundo publicado por Brand Finance, Pemex es la marca más valiosa de México y la número 203 en el mundo con 9,010 millones de dólares.

Desde sus inicios en el automovilismo Telmex apoyó al piloto mexicano, siendo este un pilar fundamental de su carrera y ahora también de su fundación. Tanto Telmex como Claro y Telcel son filiales de América Móvil, la operadora mexicana de telecomunicaciones más valiosa de Latinoamérica.Las tres marcas suman 10,463 millones de dólares en valor de marca según Brand Finance.

Las cuatro anteriores se ubican dentro de las 12 marcas más valiosas de México (Pemex #1, Claro #2, Telcel #4 y Telmex #12).

¿Qué significa para Sergio representar a semejantes gigantes?

“He sido muy afortunado a lo largo de mi carrera, porque marcas tan importantes para mi país y a nivel mundial se quieren ligar a mi imagen. Eso demuestra que hemos hecho bien las cosas, no sólo dentro del auto, también fuera de él, he cuidado siempre dar una gran imagen a las nuevas generaciones, al mundo actual, hablar bien de mi país por todo el mundo y esa es la prioridad para mi, contar con marcas mexicanas que buscan poner en alto el nombre de nuestro país y a lo largo de estos años lo he conseguido, por eso estoy orgulloso”, dijo a El Economista Sergio Pérez.

“Checo tiene una imagen de una buena persona, que se ha esmerado, que ha sido constante, que está buscando su sueño. Hoy Checo es el único piloto en F1 y las marcas lo han volteado a ver y han permanecido con él y si acaso le ha faltado un poco despuntar porque siempre se queda un poco con la imagen de la eterna promesa”, comparte el especialista en MKT San José.

Contar con el apoyo de una figura consolidada del máximo circuito del automovilismo conlleva una gran responsabilidad. En 2016 Checo cortó relaciones con la marca de lentes de sol Hawkers México, luego de que realizaron un comentario poco apropiado en su cuenta de Twitter cuando Donald Trump ganó las elecciones a la presidencia. Actualmente es embajador de la empresa mexicana del mismo giro Xades.

“Hay todo tipo de marcas, algunas más agresivas en su comunicación y en su manera de vincularse con la gente y otras más tradicionales, Hawkers por ejemplo, por la naturaleza del producto, enfocado al mercado millenial, y es una marca un poco agresiva y un poco provocativa con una comunicación un tanto distinta. Sin embargo su mensaje sí se sentía ofensivo y en ese sentido me pareció buena la postura de Checo de marcar un poco distancia de esa marca”, explica San José.

El precio de anunciarse en un auto de Fórmula 1 depende de la parte en la que se encuentre la marca, va de los tres millones a los 25 millones de dólares, siendo la parte delantera la más barata y el alerón trasero lo más caro, según información de El Clarín. Actualmente las marcas que se anuncian en el monoplaza de Checo Pérez son 16: Telcel, JCB, SportPesa, Pirelli, Claro, BWT, NEC, Bombardier, Acronis Univa, Hackett, Canada Life, Ravenol, IFS, Magnesium Mineralizad Water, infinitum y la organización Breast Cancer Care.