Entre el 2 y 5 de julio, la calidad de Neymar Jr pasó a segundo plano. Sus gambetas, goles, su capacidad de tirar un caño o una bicicleta no importa, es lo de menos. Las redes sociales han decidido criticar y mofarse de su actitud para exagerar las faltas y los intentos de engañar al árbitro.

Neymar y sus espectáculos se miden en tiempo. Para ser exactos, 14 minutos ha estado tirado en el césped. Pero para su beneficio, las cosas no le han salido bien. Es el jugador que más faltas ha recibido en la Copa del Mundo, pero curiosamente es a quien menos le creen cuando le pegan. Su método de fingir ya se vende muy barato.

Por ejemplo, cuando el VAR lo exhibió en el partido ante Costa Rica luego de que anularon un penal o en el partido ante México donde se revolcó después de un contacto de Miguel Layún.

Tan sólo en Twitter, unas 4.5 millones de personas en el mundo buscaron #NeymarChallenge, que eran videos de aficionados simulando un leve roce para posteriormente caerse y revolcarse en el piso. Incluso algunas escuelas de futbol también lo hicieron de una manera mucho más ordenada diciendo que era “la escuela” que había creado el brasileño, incluso la marca KFC hizo un comercial imitando (sin que apareciera su nombre) al delantero del PSG.

Portugal, con 41% de las búsquedas y posteos en el mundo, es donde más se buscó o criticó el tema en Twitter. El segundo sitio es para México, con 24.8% de acuerdo con datos consultados por este diario de la herramienta Keyhole.

Brasil va contra sus fantasmas europeos

Tres mundiales seguidos eliminados por europeos, ya sea en los cuartos o semifinales. Brasil carga amargos recuerdos de sus rivales de Europa, incluyendo el más reciente y doloroso: la humillante eliminación por goleada en casa ante Alemania.

Después de ganar su quinto título en el Mundial Corea del Sur-Japón 2002, la Verdeamarela fue eliminada en cuartos por Francia en el 2006, por Holanda en el 2010, y después sufrió la paliza 7-1 en su propia casa contra Alemania en el 2014.

Esta selección brasileña de Tite, tendrá entonces que vencer un nuevo obstáculo europeo en cuartos de final el viernes en Kazán. Se encuentran a una Selección de Bélgica contundente en ataque.

“El poder creativo de Bélgica es muy fuerte, la calidad,” dijo Tite.

La última vez que se cruzaron brasileños y belgas fue en el Mundial 2002, en que un equipo encabezado por Ronaldo, Rivaldo y Ronaldinho le ganó al conjunto europeo por 2-0.

Es la Selección que más goles ha marcado en lo que va del torneo (12) y que llega a los cuartos después de su extraordinaria remontada para vencer a Japón 3-2 en los octavos.

El timonel español de Bélgica, Roberto Martínez, sabe que la historia no está de su lado y que Brasil sube como la espuma.

“Tenemos jugadores de mucha calidad, tanta calidad como los de Brasil, pero la diferencia es que nunca hemos ganado nada. Ellos saben lo que es ganar un Mundial, son los que más han ganado todo”.