Cada país tiene su propio estilo de juego. Éste se debe a la manera como se vive el futbol, a la educación y a la forma como trabajan las canteras de los equipos profesionales.

Todo esto influye en la manera como se juega el futbol en cada país.

En Holanda intentamos, siempre hemos intentado conseguir triunfos, sin dejar de lado nuestra filosofía del juego.

A Holanda siempre le ha gustado mostrar en la cancha un juego de ataque y con gran disciplina táctica.

Yo no creo que haya sólo un sistema de juego para ser triunfador en el futbol. No hay una receta única en esto.

Siempre dependerá de la calidad y el talento de los jugadores y, por supuesto, influye el adversario.

Si todos estos jugadores, como Kaká, Messi, Ribery, alcanzan un gran nivel durante el Mundial, por supuesto que todos gozaremos de la calidad que ellos representan.

Ojalá que también estas estrellas no olviden que se trata de un deporte de equipo y se entreguen en favor del aspecto colectivo.

No está en mí pronunciarme sobre qué equipo es el más fuerte o el más débil del campeonato. Por ejemplo, una buena defensa bien organizada es necesaria para poder llegar lejos en un torneo como un Mundial. El trabajo de las defensas también dependerá de cómo trabajen el mediocampo y la ofensiva de cada Selección en cada partido.

Al final de cuentas, lo que vale es ser campeón mundial. Ese objetivo queremos alcanzar con futbol bueno y bonito, como corresponde a la filosofía del futbol holandés. Al final, lo único que valen son los resultados.

*Mundialista en Francia 1998 y Alemania 2006. Actualmente es auxiliar técnico del PSV Eindhoven.