Los tiempos cambian, al igual que el protagonismo en la Liga MX Femenil. Hoy, con más de un tercio del torneo Guard1anes 2021 disputado, son Atlas, Chivas y Pumas los que toman la delantera, tras casi tres años de dominio regio. Son las mismas jugadoras las que han indicado que la brecha entre clubes se reduce temporada con temporada.

“Todos los clubes han tenido un crecimiento desde el primer torneo a este y eso nos demanda más responsabilidad y trabajo. Sí, hemos logrado permanecer ahí, pero no cabe duda que cada torneo es mucho más complicado. (...) Todos los equipos quieren llegar a la Liguilla y todos los equipos que están en la Liguilla quieren ser campeones”, expresaba Liliana Mercado, jugadora de Tigres, previo a su quinta final de liga.

No se trata de palabras al aire. En el torneo Guard1anes 2021, Pumas femenil se mantuvo invicto durante siete jornadas; Chivas tiene la segunda mejor ofensiva con 19 tantos y Atlas, además de obtener el liderato de la tabla durante la jornada 8, también cuenta con la líder de goleo, Alison González, joven de 18 años que proviene de Tigres.

En entrevista con El Economista, Pedro Álvarado, CEO de Wsport management, señaló que aunque el poderío económico de los equipos regios sigue marcando la pauta, al mismo tiempo, la baja que sufren estos clubes de las jugadoras que necesitan minutos ayuda al equilibrio del torneo. Ejemplo de ello es Alison González, que con sus 11 tantos tiene el liderato de goleo y ha ayudado a posicionar a Atlas en primer lugar. Las que más se le acercan en goles este torneo son Alicia Cervantes y Katty Martínez, con siete.

Atlas ha venido de menos a más cada temporada: en su primer torneo en 2017 marcaron 24 goles, en el Apertura 2018 anotaron 28, un semestre después 32, en el Apertura 2019 generaron 35 y en el Guard1anes 2020 anotaron 45, quedando en segundo lugar en la tabla general.

En el Guard1anes 2020, Chivas superó la marca de 30 goles, que había sido su máximo durante los cuatro torneos anteriores, y finalizó con 42. Sin embargo, la defensa de las tapatías también ha sido más permisiva: en su primer torneo recibió 10 goles en contra, cifra que fue aumentando con el paso de las temporadas; en su último torneo recibieron 17 y su máximo ha sido de 23.

Por su parte, Pumas se había mantenido con un promedio de 20 goles por torneo y este 2021, a falta de 11 jornadas por jugar, tiene marca de 14 anotados. Dinora Garza fue uno de los fichajes estrella en el actual torneo, una jugadora que ya cuenta con un campeonato en Rayadas y que ha anotado dos goles en ocho partidos con su nuevo equipo.

“Somos un equipo que viene de menos a más en todos los torneos. Hemos estado trabajando todas en conjunto con el cuerpo técnico y todos en el proyecto, que ahorita viene dando resultados. Hemos fortalecido esas debilidades que teníamos, hemos trabajado en cada parte de la cancha y se ha mostrado la diferencia. Cada torneo veníamos mostrando una mejora y creo que este torneo tenemos una mentalidad mucho más fuerte, sabemos lo que queremos y estamos entrenando y luchando para conseguirlo”, señaló Deneva Cagigas, capitana de Pumas femenil.

Estos resultados tienen a Tigres y Monterrey en segundo y quinto lugar, respectivamente, aunque liderando en ofensiva con 23 goles para las Rayadas y en defensa con solo tres que han recibido las felinas. Pumas también ha sido un ejemplo de solidez defensiva: solo ha recibido cuatro tantos en ocho partidos.

Fernando Samayoa, Edgar Mejía e Ileana Dávila son los directos responsables de los actuales resultados, siendo los técnicos de Atlas, Chivas y Pumas, respectivamente. Solo Mejía se estrenó durante el actual semestre; en Atlas y Pumas se le ha dado continuidad al cuerpo técnico. De hecho, Dávila es la única que ha estado al frente de su equipo desde el comienzo de la Liga. También, directores y gerentes deportivos como Luis de Buen de Pumas y Nelly Simón de Chivas comparten el éxito del equipo como autores de los movimientos temporada tras temporada.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx