Con el silbatazo final, los 23 futbolistas mexicanos terminaron por descomponer sus rostros, por agachar la mirada mientras los incrédulos buscaban deprisa el camino hacia el vestuario, urgidos de aislarse de un estadio enardecido que los despidió entre un sonoro abucheo, tras ser testigo del primer partido en la historia en el que la Selección de Jamaica pudo sumar en la cancha del Azteca. Antes, en 11 enfrentamientos, siempre se había impuesto el cuadro azteca.

Tras el 0-0 de anoche, el Tricolor selló un mediocre debut en el hexagonal final, que no hizo más que llenar de dudas sobre sus posibilidades de llegar al Mundial a toda la afición que sólo pudo ver a Jesús Corona jugando a un nivel óptimo, situación que evitó que los caribeños se llevaran el triunfo.

Apenas a los ocho minutos comenzó el calvario para los dirigidos por José Manuel de la Torre. Justo en ese instante, Jobi McAnuff perdonó en dos ocasiones en tan sólo unos segundos; primero, con un disparo al segundo palo, e inmediatamente después, con otro intento, a unos pasos de las redes que Chuy Corona atajó de manera providencial al levantarse y lanzarse como un felino para así vestirse de héroe.

Si alguien pensó que la atajada del arquero mexicano podía despertar a sus compañeros estaba equivocado. Y es que ayer a la apatía del resto de los seleccionados que tuvieron acción se le unió la imprecisión, ansiedad y displicencia que provocó, más que sustos en la meta de Corona, decepción entre los aficionados y preocupación para el cuerpo técnico.

Apenas un disparo de Giovanni dos Santos en el primer tiempo, que el portero atajó, y una acción individual de Javier Hernández, a instantes del final que de nueva cuenta resolvió el guardameta, fueron las acciones de cierto peligro que se generaron en la meta de los jamaicanos.

Fuera de eso, los hombres que anoche jugaron de blanco se cansaron de regalar la pelota a sus adversarios y de obligar a su guardameta a multiplicarse para evitar un marcador vergonzoso ante disparos frente a Ryan Johnson.

Tras quedar ante un equipo azteca carente de argumentos y de entrega, no quedó para la afición más que recriminar cada jugada en la que se perdía la pelota y entregarse al cuadro jamaicano, que se retiró al vestuario repartiéndose abrazos en una fiesta amarilla, que fue redondeada por la ovación del público que se retiró a casa no sin antes pedir la salida de José Manuel de la Torre, estratega que deberá trabajar a marchas forzadas.

Honduras gana a EU y Costa Rica saca puntos de visita en Panamá

Honduras derrotó por primera vez en una eliminatoria mundialista a Estados Unidos, al imponerse de local 2-1 en el arranque del hexagonal final.

Estados Unidos abrió el marcador a los 35 minutos a través de Clint Dempsey, pero Honduras igualó a los 39 por medio de Juan Carlos García. A los 78, Jerry Bengtson marcó el tanto del triunfo para el cuadro centroamericano.

Dempsey, tras recibir un balón filtrado desde la izquierda, disparó de volea para vencer al meta hondureño Noel Valladares silenciando a los aficionados locales.

García igualó la pizarra con un vistoso remate de chilena dentro del área, que superó al portero estadounidense Tim Howard.

Bengtson marcó el gol de la victoria con un poderoso remate en un duelo frente a frente en el área con Howard, tras recibir un pase desde la banda derecha.

COSTA RICA RECORTA DESVENTAJA DE 2-0

Panamá y Costa Rica empataron 2-2 en el Estadio Rommel Fernández. Luis Henríquez (16) y Román Torres (27) marcaron los goles canaleros, mientras que para los flamantes campeones centroamericanos lo hicieron Álvaro Saborío (40) y Brian Ruiz (84).

El partido fue intenso y los canaleros desaprovecharon una ventaja de dos goles producto de un explosivo arranque producto de la velocidad y la apertura a bandas, ante una Costa Rica que supo reaccionar a tiempo.

Con este resultado, Panamá sigue sin saber lo que es ganar a Costa Rica como local en una eliminatoria mundialista desde 1992.

(Con información de Reuters y AFP)

[email protected]